Jo-Ann Yoo, directora de AAF.

Debido a los recientes ataques físicos contra las personas de origen asiático, se ha creado una campaña que busca estimular la esperanza y combatir el odio. La campaña fue creada por la Federación Asiático Americana (AAF) porque a los asiáticos los están usando como chivos expiatorios para culparlos del origen del Coronavirus.

Han salido en televisión imágenes de personas golpeando a ancianos asiáticos. Por eso hay asiáticos que sienten miedo de subirse a los trenes, enviar sus hijos a las escuelas e inclusive mostrarse en público.

En la ciudad de Nueva York hay un millón 300 mil personas de origen asiático y la AAF aspira a recoger 30 millones de dólares para montar una campaña de seguridad y capacitar a los asiáticos para que sepan enfrentar este tipo de agresión.

“Estamos sufriendo por esta agresión y debemos movernos más allá de las frases de solidaridad. Necesitamos inversión de emergencia para que nuestras comunidades se sientan seguras. El tiempo de la esperanza y la oración ha pasado. Necesitamos acción y ahora”, dijo Jo-Ann Yoo, directora ejecutiva de AAF.