Denoche, a las afueras del edificio oficial del condado de Queens, desde la izquierda, la asambleísta Jessica González-Rojas, el presidente Gustavo Petro, la senadora Jessica Ramos, Donovan Richards, presidente de Queens, y Leonor Zalabata, embajadora de Colombia en las Naciones Unidas. Fotos Javier Castaño

Por Javier Castaño  — 

Alrededor de 300 colombianos esperaron al presidente Gustavo Petro este domingo durante cuatro horas, en la calle, frente a la sede oficial del condado de Queens en Nueva York. Ancianos y niños, de pie y con el sol a sus espaldas.

“Es un acto de discriminación, racista e indignante”, dijo María Hilda Díaz, quien conoce al presidente Petro desde que tenía 17 años y militaba en la izquierda. “Nos trataron como limosneros”.

Otros presidentes como Alvaro Uribe, Juan Manuel Santos e Iván Duque se reunieron con la comunidad en los auditorios de LaGuardia y Queens College.

Al igual que Díaz, activista de la izquierda, Jorge Sáenz pertenece a Colombia Humana y al Pacto Histórico y dijo: “Es un irrespeto del Consulado de Colombia, son los rezagos del uribismo que se creen los dueños del país y nos quieren seguir irrespetando de esta manera”, dijo Sáenz.

El presidente Petro habló durante 17 minutos, de las 8:05 a las 8:22 de la noche y dijo que no será la primera vez que se reunirá con la comunidad colombiana. Resaltó dos de sus nombramientos. La indígena Leonor Zalabata como embajadora de Colombia en las Naciones Unidas y Luis Gilberto Murillo, de raza negra, como embajador de Colombia en los Estados Unidos.

“Leonor viene de la Sierra Nevada de Santa Marta y es una mujer sabia que protege el medio ambiente”, dijo el presidente Petro.

“Estamos avanzando en el respeto de los derechos humanos y he venido a hablarles de la paz en Colombia”, añadió el presidente Petro mientras era interrumpido por la gente que gritaba “Petroskí, sí se pudo”. El público abucheó a los dos presentadores colombianos de televisión que hace unos meses atacaban a Petro por haber militado en el M-19.

El presidente Petro comenzó hablando de cuando visitó la ciudad de Nueva York hace muchos años y convivió con varios inmigrantes latinos que trabajaban para sobrevivir. “Voy a reconstruir la comunidad colombiana para que no tengan miedo de salir a la calle y no piensen que sus familias están desprotegidas, aún estando lejos de su patria.

“La guerra contra las drogas, que ha dejado un millón de latinoamericanos muertos, tiene que cambiar y vamos a proteger el Amazonas porque si matamos la selva el planeta muere. Por eso vamos a cambiar la explotación del petróleo por alternativas más ecológicas que protejan la humanidad. Colombia es una potencia mundial de vida”, dijo el presidente Petro.

La parte de su discurso que más levantó los ánimos del público fue cuando dijo que terminará con la burocracia de los consulados. “Nombraremos embajadores y cónsules por mérito y no porque pertenecen a familias o son de la clase dirigente del país. Tienen que trabajar para ustedes”, dijo el presidente Petro antes de acercarse a saludar a sus seguidores y compatriotas.

Entre el público había colombianos que militan en el uribismo. En esta ocasión guardaron silencio.

El púclico que espero por cuatro horas al presidente Petro. Fotos Javier Castaño

Los fieles seguidores de la filosofía del presidente Petro se hicieron presente. Fotos Javier Castaño

Daniel Barreto vino de Nueva Jersey con su esposa Martha a escuchar al presidente Petro. “Su discurso sigue dentro de la línea del capitalismo social y la filosofía sostenible”, dijo Daniel. “Está rompiendo barreras, transgrediendo para que los colombianos aprendamos a vivir”, dijo Martha.

“El evento estuvo muy mal organizado, pero habló maravilloso y debemos de sacar a los uribistas de los consulados”, dijo Martha Hauze antes de tomar el tren hacia Manhattan.

“Su discurso fue acertado porque quiere cambiar los consulados para proteger a los colombianos que necesitamos mucha orientación”, dijo Yesenia Real Vega, quien vive en esta ciudad hace 9 meses.

Para matar el tiempo entes de que hablara el presidente Petro, varios grupos exhibieron su talento en las escalinatas del edificio municipal, como Cali Salsa pal Mundo, Carnaval de Barranquilla en Nueva York, Kala Florez School of Dance, La Cumbiamba NY, Bulla en el Barrio y La Banda de Ruíz.

Varias empresas fueron invitadas a exhibir sus productos en el andén, como Tamal Valluno, FoodWay, Prexco, Repatriación Latina, Zaballis Ruanas, Sexytosa, SamGreen y La Cumbre Mundial de Mujeres.

La izquierda colombiana tiene esperanzas en el presidente Petro. Fotos Javier Castaño

Al evento asistieron las asambleístas Catalina Cruz y Jessica González-Rojas, Donovan-Richards, presidente de Queens, y la senadora estatal Jessica Ramos.

“Lo único que podemos esperar es que Petro haga un buen trabajo y Colombia conquiste la paz”, dijo Carmenza Pérez en un vagó del tren E que se dirigía a Jackson Heights, Queens, en donde vive con su familia hace más de tres décadas.