La alegría y espontaneidad de las dominicanas estuvo presente en el desfile de este año. Fotos Javier Castaño

“Estoy feliz de compartir con mi comunidad dominicana”, dijo Rosa Rodríguez. “El calor es fuerte, pero más fuerte es el entusiasmo de nosotros los dominicanos”, añadió Yocasta Fernández. Tanto Rodríguez como Fernández son de Corona, Queens, y dijeron haber disfrutado del Desfile Dominicano por la Sexta avenida de Manhattan.

Esta fue la edición número 28 del desfile y como siempre contó con la presencia de miles de dominicanos y latinos, cientos de banderas de esa nación caribeña y lo más selecto de su folklore y costumbres.

Nelson Peña, la máxima autoridad del Desfile Nacional Dominicana de Nueva York, recorrió varias veces la ruta de este evento para verificar que todo marchaba bien. “La comunidad dominicana está creciendo mucho en esta ciudad con nuestro trabajo y entusiasmo, y de la misma manera este desfile que cada año crece y crece”, dijo Peña a QueensLatino.com.

El sol fue permanente durante el desfile, además de la presencia de policías durante todo el recorrido, desde la calle 38 hasta la 52. El desfile estaba programado para comenzar al medio día, pero empezó una hora y media después porque el alcalde Bloomberg se demoró en llegar a cortar la cinta y a robarse el show.

Algunos de los políticos que asistieron al desfile y el director del evento, Nelson Peña, a la derecha de la imagen.

La otra situación que empañó este desfile es que a las 4 de la tarde una dominicana embarazada de 17 años fue apuñalada en la parte de atrás de la cabeza y debió ser conducida al Hospital Bellavue de Manhattan. No fue revelado su nombre, aunque se espera su completa recuperación. La autoridad arrestó a cinco sospechosos que están bajo custodia. Al parecer fue un ataque pandillero.

El otro aspecto sobresaliente fue la gran presencia de políticos en un año de elecciones. Quien estaba sonriente y conversando con varios peloteros jóvenes de Quisqueya fue el congresista Charles Rangel, quien puede terminar en la cárcel por malos manejos de dinero y por mentirle al gobierno sobre sus propiedades, incluyendo una casa de campo en República Dominicana. Les decía a los niños en su pobre español que deberían de educarse para poder aspirar a un futuro mejor.

Calor, banderas, belleza y entusiasmo en el desfile.

Al lado de Rangel estaba el congresista José Serrano de El Bronx, el asambleísta Adriano Espaillat que quiere ser senador estatal, el asambleísta Nelson Denis, el presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz Jr., el contralor de la ciudad John Liu, el defensor del pueblo Bill de Blasio, y la sonadora federal por el estado de Nueva York, Kirsten Gillibrand, quien repartía besos a los dominicanos a diestra y siniestra.

El político Guillermo Linares también desfiló y habló: “Somos una comunidad pujante, estamos creciendo y nos sentimos muy orgullosos. Viva la República Dominicana”. Linares fue concejal, trabajó para la administración del alcalde Bloomberg y ahora quiere volver a la política como asambleísta.

De Queens fueron el senador estatal José Peralta, la concejal Julissa Ferreras y el candidato a la Asamblea Francisco Moya. “Somos el equipo ganador”, dijo Peralta.

El candidato republicano Richard LaSalle.

Más atrás desfiló Richard LaSalle, el abogado republicano que enfrentará a Peralta en las elecciones generales de noviembre. “Todo va muy bien y estamos trabajando fuerte para ganar las elecciones”, dijo LaSalle.

Este desfile estuvo dedicado al doctor Rafael Lantigua, quien dijo: “Hoy es un día para celebrar y estoy muy orgulloso de ser dominicano”. A su lado estaba la dominicana ex Miss Universo, Amelia Vega, quien también habló del orgullo de ser quisqueyana. El Rey del desfile fue el locutor de radio conocido como El Pachá, Celinés Toribio la Madrina Nacional y Luis Jiménez el Padrino Internacional.

El orgullo dominicano se hizo presente en el desdile.

Félix Cabrera fue el Gran Mariscal y el empresario Pedro Alvarez el Mariscal Internacional. El propietario de los restaurantes Caridad, Miguel Montas, fue el Padrino del Desfile Nacional Dominicano.

El Cónsul General de República Dominicana en Nueva York, Rafael Evans, dijo que su comunidad sigue avanzando. “Nuestra contribución a la economía, cultura y política de la ciudad de Nueva York tiene un impacto enorme en la sociedad”, dijo el cónsul Evans. El político del PRD, Eligio Jáquez, también desfiló y saludó a los asistentes.

Empresas como Goya Food se vincularon a la celebración. La Comparsa de Leones impuso su danza y sus disfraces multicolores. “Me encanta este desfile”, dijo William Florián.