El abuso infantil deja traumas permanentes y debe evitarse.

Mientras la Ciudad de Nueva York continúa enfrentando la pandemia de COVID-19, ACS y las organizaciones sin fines de lucro contratadas han estado trabajando para asegurar que los niños y familias estén siendo apoyadas

En reconocimiento a abril como el mes nacional para la prevención de abuso infantil, la Administración de Servicios para Niños de la Ciudad de Nueva York (ACS) resalto la variedad de servicios y apoyos disponibles para las familias que los necesiten. ACS y los proveedores comunitarios ofrecen un rango completo de servicios y apoyo que incluye campañas educacionales en protección infantil, consejería en salud mental, tratamiento para el abuso de substancias ilícitas, servicios para el hogar, centros comunitarios de enriquecimiento familiar, además de brindar recursos concretos a las familias como comida, pañales, tarjetas de lavandería y más. También conocidos como servicios preventivos, estos están diseñados para apoyar y fortalecer a las familias y que los niños permanezcan seguros en los hogares con sus familias y estos servicios no habían sido tan esenciales que durante esta pandemia.

Mientras el estado finaliza las negociaciones del presupuesto estatal, ACS sigue siendo optimista que los cortes que se proponen para los servicios preventivos no se lleven a cabo. Del mismo modo, ACS espera poder seguir trabajando con los gobiernos estatales y federales para identificar o crear formas de financiar los servicios preventivos para las familias antes de que estas tengan que pasar por el sistema de bienestar familiar.

“Creemos que la mejor manera para que los niños permanezcan a salvo es brindándole a las familias con los servicios y apoyos que necesiten”, dijo el comisionado de ACS David A. Hansell. “Al reconocer abril como el mes nacional para la prevención de abuso infantil, nos recuerda que, ahora más que nunca, las familias están bajo una cantidad inusual de estrés debido a la pandemia de COVID-19. La mejor manera de prevenir el abuso infantil es brindando apoyo a las familias que lo necesiten; algo que ACS y nuestros proveedores hacen a través de un rango de servicios preventivos que buscan cumplir con las necesidades individuales de cada familia”.

“Como un profesor de escuela secundaria, veía con frecuencia como los niños eran afectados cuando sus familias no recibían el apoyo que necesitaban. Al asegurar que las todas las familias tengan acceso a los recursos e información que necesitan para que los niños estén sanos y salvos es la manera mas efectiva de proteger a los niños. En medio de esta pandemia, esta misión es mas importante que nunca”, dijo Jabari Brisport, senador del estado de Nueva York y presidente del comité de niños y familias del senado.

“Al reconocer abril como mes nacional para la prevención de abuso infantil, es importante reconocer que una de nuestras mejores herramientas para combatir el abuso infantil es la prevención primaria. Las familias han estado bajo una cantidad inmensa de presión y estrés, muchas afrontando retos que parecían insondable hace poco más de un año. Es importante que las familias en Nueva York sepan que no tienen que afrontar estos retos solos. Agradezco el trabajo que ACS y el comisionado Hansell han hecho y continúan haciendo para expandir los servicios preventivos primarios”, dijo Andrew Hevesi, asambleísta de Nueva York y presidente del comité de niños y familias.

“hemos visto el compromiso de ACS para prevenir el abuso infantil al confiar en organizaciones sin fines de lucro como ABC que se compromete respectiva y empáticamente con familias que luchan cercanamente y en su propio terreno. Creemos en la devoción fundamental de un padre para que sus hijos estén a salvo, sanos y sean amados. Sin importar las luchas, circunstancias, o eventos que involucraron a una familia al sistema de bienestar infantil, al construir sobre esta inquebrantable creencia en la devoción de un padre junto con una asociación genuina entre la familia, nosotros y ACS, podemos transformar la desesperación en seguridad y sensibilidad”, dijo Gretchen Buchenholz, director ejecutivo y Eri Noguchi, director ejecutivo asociado de Association to Benefit Children.

“Mediante los servicios preventivos, trabajamos con familias completas para asegurar hogares fuertes y estables para librar a los niños del trauma de la separación familiar”, dijo Phoebe Boyer, presidente and directora ejecutiva de Children’s Aid. “El año pasado, la necesidad de estos servicios se hizo mucho más evidente al ver a muchas familias experimentar perdidas increíbles, desempleo e inseguridad alimenticia. Children’s Aid se enorgullece de asociarse con ACS para ayudar a las familias durante esta crisis y encontrar estabilidad mediante estos programas esenciales y servicios preventivos”.

“Apoyo preventivo/familiar brinda servicios y apoyos que protegen a los niños y fortalece a las familias. Durante este año, nuestro personal ha trabajado colaborativamente con las familias en sus comunidades para prevenir abuso y maltrato infantil. Al fortalecer a las familias, fortalecemos a las comunidades, y la ciudad a lo largo”, dijo Karen Dixon, directora ejecutiva de Harlem Dowing-West Side Center.

“Las 11 asociaciones comunitarias que ACS financia cultiva liderazgo entre los residentes comunitarios y proveedores asociados; apoyar la habilidad de crear una respuesta comunitaria que promueve el bienestar infantil y familiar y nutre el éxito familiar. Las asociaciones comunitarias invitan a todos los que valoren el bienestar de nuestros niños y familias, a tener un rol activo en construir comunidades fuertes que al final, mantendrán a los niños seguros. Las asociaciones comunitarias son modelos efectivos de prevención primaria que son inclusivos y buscan reducir la sobrerrepresentación racial y étnica de familias de color en el sistema de bienestar infantil”, dijo Denise Rosario, directora ejecutiva de Coalition of Hispanic Families.

“Mantener a los niños seguros de abuso debe seguir siendo una prioridad principal para nuestra nación si queremos ser serios en brindarle esperanza a futuras generaciones. Tomos hemos sido testigos de los efectos duraderos que nacen a raíz del abuso que fue soportado por una persona a una edad temprana. En un esfuerzo para afrontar este asunto, ACS ha brindado a las familias apoyos adicionales en la forma de servicios preventivos donde los miembros de las comunidades se convierten en el catalizador de su propio éxito. Tanto el centro de enriquecimiento familiar Circle of Dreams y el programa de Highbridge Community Partnership se han enfocado en la unidad de fortalecer y empoderar a la familiar multigeneracional. Bridge Builders y The Children’s Village creen verdaderamente en este modelo y están honrados de unirse a ACS en su implacable pelea para prevenir el abuso infantil en las comunidades que servimos”, dijo Warren Kent, vicepresidente de servicios basados en la comunidad, The Children’s Village y director ejecutivo, BridgeBuilders, Inc.

ACS también ha invertido en servicios, también conocidos como servicios preventivos “primarios” que están diseñados para afrontar las necesidades de la familia sin la involucración del sistema de bienestar infantil. Por ejemplo, ACS lanzó tres centros de enriquecimiento familiar (FEC por sus siglas en inglés) que son liderado por padres locales y miembros de la comunidad quienes determinan que servicios y recursos serán ofrecidos a las familias. Adicionalmente, ACS financia 11 programas de asociaciones comunitarias (CPP por sus siglas en inglés) a lo largo de la Ciudad de Nueva York. Los CPP son una coalición comunitaria que funciona como un centro local para coordinar servicios y recursos. Los CPP son asociaciones con la comunidad local para asegurar que todos – desde ACS hasta otras agencias locales, proveedores comunitarios, grupos religiosos y líderes locales – estén involucrados en apoyar a los niños y familias. ACS también ha lanzado campañas educacionales de seguridad infantil en asuntos importantes para los padres como prácticas de sueño seguro, asegurarse que las ventanas tengan barras de protección, medicamentos seguros, y recordatorios de mantener peligros comunes como el desinfectante de manos fuera del alcance de los niños.

A lo largo de la pandemia, mientras que las familias se han sentido estresadas, ACS trabajo para asegurar que las familias tengan el apoyo que necesiten. Específicamente, ACS creo las campañas digitales Coping Through COVID y “Teens Take on COVID,” una consolidación de recursos disponible para jóvenes. Esta página de recursos lista los diferentes servicios disponibles específicamente para jóvenes, incluyendo: servicios médicos, servicios de salud mental, servicios de salud y recursos de salud mental para personas LGBTQIA (por sus siglas en inglés) tratamiento y prevención para el abuso de sustancias, información sobre violencia en una relación o familiar, apoyo para la prevención de suicidio y más. ACS también ha financiado estipendios de emergencia y otros apoyos críticos para jóvenes y familias incluyendo ayuda para cubrir los gastos de arriendo, utilidades, comida y otros gastos a causa de la pandemia. Además, los especialistas de protección infantil han seguido brindando recursos concretos a familias incluyendo pañales, fórmula para bebes y otros artículos esenciales que las familias necesiten.

En la mayoría de las investigaciones de bienestar infantil en donde ACS identifica una preocupación, las familias tienen la capacidad de participar en servicios preventivos que brindan asistencia y tutoría a quienes estén atravesando serios desafíos u obstáculos. Una encuesta acerca de las experiencias con servicios preventivos encontró que:

  • Aproximadamente el 94% de los encuestados dijeron estar felices con los servicios preventivos que su familia recibió.
  • El 71% de los encuestados dijeron que recomendarían estos servicios preventivos a un amigo y/o pariente.
  • En general, el 86% de los padres que participaron en la encuesta dijeron que los servicios preventivos les ayudo a cumplir con sus metas familiares.

En julio de 2020, ACS anunció el lanzamiento de su rediseñado sistema de servicios preventivos el cual, por primera vez, ofrece acceso universal al rango completo de programas a todas las familias a lo largo de la ciudad, sin importar donde vivan. Adicionalmente el nuevo sistema expande el apoyo terapéutico a familias, incrementa la voz de los padres y elección en la entrega de servicios y promueve la equidad racial mediante esfuerzos obligatorios para abordar la desproporción racial en todos los programas. Los servicios preventivos de ACS han reducido de manera segura el uso de hogares de crianza. Había acerca de 50,000 niños en la Ciudad de Nueva York en hogares de crianza hace 25 años, y 17,000 hace una década. Hoy hay menos de 8,000 niños en hogares de crianza en la Ciudad de Nueva York, una cifra histórica

Para conocer más acerca de los servicios comunitarios en su comunidad, por favor visite nuestra página web al hacer clic aquí: https://www1.nyc.gov/site/acs/child-welfare/preventive-services.page