Israel Rocha, CEO del NYC Health + Hospitals/Elmhurst. Foto Javier Castaño

Este hospital invertirá $43 millones para construir un piso adicional de 28,000 pies cuadrados sobre el departamento de emergencia. Para aligerar la atención médica de los pacientes de emergencia, se construirán 33 cuartos dedicados a tratamiento de la obesidad (bariátrico), las enfermedades (patógeno) y la atención crítica.

La construcción de esta expansión comenzará en la primavera del año entrante y concluirá en abril del 2023.

Esta será la nueva entrada de la sala de emergencia del Hospital Elmhurst.

“Nuestro hospital atiende a miles de personas en el occidente de Queens y nos complace iniciar este expansión”, dijo Israel Rocha, vicepresidente de NY Health Hospitals y CEO del Hospital Elmhurst. “Este moderno departamento de emergencia reducirá el período de espera de los pacientes y mejorará su experiencia”.

Este nuevo espacio del NYC Health + Hospitals/Elmhurst tendrá 25 nuevas estaciones para la atención de pacientes, 19 camas y 10 camas para atender a pacientes críticos (en la actualidad hay siete camas).

En este nuevo espacio del segundo piso se acomodarán los programas de hospitalización parcial y siquiatría de emergencia para adultos y niños. También tendrá un espacio especial para la atención de ataques cerebrovasculares (strokes) con equipo técnico de la más alta calidad.

El personal del Hospital Elmhurst y políticos locales se reúnieron para celebrar el inicio de la construcción del Departamento de Emergencias. Foto cortesía

Los fondos de esta expansión provienen del concejo de Nueva York, la presidencia del condado de Queens, NYC Health + Hospitals y del programa estatal DSRIP.

El doctor Stuart Kessler, director del departamento de emergencia del NYC Health + Hospitals/Elmhurst dijo que su equipo “anhela comenzar a usar este espacio para  mejorar la atención médica de emergencia de manera más eficiente y concentrada en los pacientes”.

Esta expansión también incluirá equipos de rayos-x digitales para reducir la espera de resultados de los pacientes, seis cuartos privados para pacientes que requieren mayor supervisión como aquellos que quieren suicidarse, y apoyo de enfermeras y recursos administrativos como salas de conferencias, de descanso y espacios privados para consultas.