Un grupo de latinos realizó ayer una protesta frente al edificio Trump Plaza de la Quinta avenida de Manhattan contra su propietario Donald Trump a quien calificaron de racista. Algunos latinos cubrieron sus cabezas al estilo del Ku Klux Klan y portaron carteles condenando los ataques de Trump, candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, contra los latinos y mexicanos en particular.

Efraín Galicia, uno de los activistas mexicanos que participó en la demostración, estaba frente al edificio cuando dos guardaespaldas le arrebataron el cartel que exhibía. Uno de los guardaespaldas lo empujó, mientras que el otro caminó hacia la entrada del edificio Trump con el cartel en la mano.

Galicia lo persiguió para retomar el cartel. El guardia, identificado como Keith Schiller por la prensa, se volteó y golpeó al mexicano en la cara. Galicia siguió tratando de recuperar el cartel, pero otro guardia se metió en su camino. Galicia siguió forcejeando, aunque no logró recuperar el cartel.

El incidente fue grabado por una cámara de NY1 y ha invadido las redes sociales. El guardaespalda Schiller dijo que iba a demandar porque lo atacaron por detrás y mientras tanto Galicia es atendido en un hospital de la ciudad de Nueva York debido al golpe en la cara, los empujones y el forcejeo.

Donald Trump ha atacado a los inmigrantes ilegales y ha dicho que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México para delinquir, tener hijos y de esta manera convertirse en ciudadanos de esta nación. Su posición conservadora y racista lo ha puesto en el primer lugar de aceptación entre los candidatos republicanos a la presidencia de los Estados Unidos, cuya elección es en noviembre del año entrante.

“Nos quitaron los carteles para destruirlos”, dijo Galicia. “Trump piensa que puede hacer cualquier cosa en este país y nosotros lo vamos a frenar”.