Desde la izquierda, arriba y conforme a las manecillas del reloj, el intérprete para sordomudos, la coordinadora Andrea Salazar, Carola Otero Bracco, doctora Debbie Salas-López y doctora Luisa Pérez. Fotos Javier Castaño

Por Javier Castaño

“Hay mucha desinformación sobre la vacuna contra el Coronavirus y existe temor en los grupos minoritarios”, dijo Rossana Rosado, Secretaria de Estado del estado de Nueva York. “Estamos aquí para informar, recomendarles que se vacunen y que estamos trabajando para aplicar la vacuna con equidad”.

Rossana Rosado, Secretaria de Estado de NY, en la reunión informativa por Internet.

La Secretaria de Estado habló durante una reunión en el Internet el miércoles de esta semana. Además de informar en español, el objetivo de este encuentro fue movilizar a los latinos para que se vacunen sin temor alguno.

Algo quedó muy claro. Para que todos estemos protegidos es necesario que alrededor del 85% de la población esté vacunada.

“La vacuna evita la muerte, aunque después de vacunarse le puede volver a dar Coronavirus, pero de manera muy leve”, dijo la doctora Luisa Pérez, directora médica de Godwin Medical PC y miembro de SOMOS Community Care.

La doctora Pérez también dijo que las vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson son efectivas contra las nuevas variantes del Coronavirus y que la segunda dosis genera más anticuerpos para defender el organismo de esta pandemia.

“No escuchen los rumores, infórmense y entiendan que con la vacuna a todos nos va mejor, siempre y cuando sigamos con los protocolos de vestir tapabocas, guardar la distancia y lavarse las manos con frecuencia”, dijo Carola Otero Bracco, directora ejecutiva de Neighbors Link.

La doctora Otero Bracco también dijo que la vacuna no afecta la salud de las mujeres embarazadas y que el estado de Nueva York abrirá más centros de vacunación para satisfacer las necesidades de la población.

La doctora Debbie Salas-López, vicepresidenta de Salud Comunitaria y Poblacional de Nothwell Health, dijo que en el estado de Nueva York nadie ha muerto por vacunarse y que los anticuerpos que genera la vacuna “son para impedir que se propague el virus en el interior de su cuerpo”.

Las tres panelistas enfatizaron en estos tres mitos que no son ciertos: en la vacuna hay chips para seguir a las personas, la vacuna modifica el ADN y los vacunados se enferman de Coronavirus. Estas afirmaciones son parte de la desinformación que circula en la comunidad latina y el estado de Nueva York está combatiendo.