Colombia sigue siendo un país feudal. Por el control de la tierra se originó la guerra civil conocida como La Violencia y el principal obstáculo de los actuales Diálogos de Paz en La Habana es la restitución de tierras. “Por ejemplo, en el territorio de los indios Embera, las multinacionales pelean por el oro y otros recursos naturales”, dijo la catedrática Consuelo Ahumada durante su visita a Nueva York. “Es una pelea muy dura, que tomará años y en donde ha habido y habrá muchos asesinatos”.

Ahumada, quien no dijo tajantemente que el proceso de paz que vive Colombia tendrá un final positivo, vino a esta ciudad a explicar su punto de vista sobre los problemas que enfrentan los Diálogos de Paz en La Habana, Cuba. “Estos acuerdos de paz son porque el sistema no pudo derrotar a la guerrilla, que está debilitada, pero no acabada. Además, el proceso de paz no es para que se rindan. Si las Farc no pierden la cabeza, entonces es posible que se firme la paz. Si el proceso de paz se rompe, será muy grave para Colombia…”.

QueensLatino ha cubierto extensamente las visitas a Nueva York de políticos que se han opuesto a este proceso de paz en Colombia, como el ex presidente Alvaro Uribe, el Procurador Alejandro Ordoñez y Marta Lucía Ramírez, la ex ministra de Defensa y candidata a la presidencia de Colombia.

La «génesis» de este proceso comenzó con un documento escrito por Enrique Santos Calderón en el 2012.

Alrededor de 40 personas acudieron a escuchar a Consuelo Ahumada en un restaurante de Queens. Fotos Javier Castaño

Alrededor de 40 personas acudieron a escuchar a Consuelo Ahumada en un restaurante de Queens el pasado fin de semana. Fotos Javier Castaño

Ahumada es profesora universitaria. Estudió filosofía y letras en la Universidad de los Andes, obtuvo un PH.D. en ciencias políticas en NYU y ha trabajado para varios medios de comunicación como columnista y editora. “En Colombia, por ejemplo, el periodista Darío Arismendi es veneno puro y no le reconoce nada al Alcalde Petro de Bogotá, y las niñas bonitas de Yamid Amad se llevan toda la sintonía sin ayudar a reconciliar la paz”.

Para Ahumada, las políticas neo-liberales como el TLC, gestado durante la administración Uribe, han destruido a Colombia, y el llamado Plan Colombia es “un fracaso porque el narcotráfico y las fumigaciones siguen vigentes”. Añadió que en Bolivia a las petroleras les cobran el 80% por explotar el petróleo, mientras que en Colombia les entregan el 90% a las corporaciones “y además de eso las indemnizan… Al presidente Santos le interesa ganarse el Nóbel de Paz y brindarle a las corporaciones multinacionales una nación tranquila para las inversiones”.

Dijo que en Colombia no hay la mínima posibilidad que la guerrilla pague por sus crímenes y los paramilitares por los suyos y por los falsos positivos, “así que es mejor dialogar y llegar a la paz”. Ahumada también dijo que Colombia está dando un giro a la derecha, que la revalidad entre el presidente Santos y el senador Alvaro Uribe le está haciendo daño al país, que las elecciones del próximo año son vitales para conquistar la paz y que la posición de la guerrilla colombiana es importante como actor de la guerra y ahora de la paz.

Al hablar de la paz sin impunidad, Ahumada preguntó ¿a quiénes beneficiará la impunidad y por qué? ¿A la guerrilla, a los paras, a los políticos, a los narcotraficantes? Se refirió a la Colombia olvidada, como la región del Chocó, “en donde no hay carreteras y los niños se mueren de hambre y por el agua contaminada… Por eso la Reparación y el Post-Conflicto en Colombia valen mucho y tienen muchos enemigos”.

Entre los enemigos agazapados y saboteadores de la paz, dijo Ahumada, está el general Rubén Darío Alzate quien dijo haber sido secuestrado mientras se desplazaba en pantaloneta por un río del Choco, “o el Magistrado Pretel quien como un simple criminal dijo, ‘si me hundo me los llevo a todos’”.

Movimiento por la paz en Colombia

A la charla con la profesora Ahumada, organizada por el Movimiento por la Paz en Colombia, no acudieron los que frecuentan el restaurante Boulevard cuando vienen otros políticos a Queens. Ahumada concluyó con estas palabras: “Entre los colombianos hay muchos rezanderos que frente al proceso de paz son incapaces de perdonar”. Amén.

Javier Castaño