En el estado de Nueva York las visitas a hogares de ancianos pueden ser más frecuentes debido a la reducción del impacto del Coronavirus en la población.

“Este es un gran paso en beneficio de la salud y el bienestar de los residentes de los hogares de ancianos durante esta y futuras pandemias”, dijo Beth Finkel, directora de AARP New York, sobre la aprobación de la nueva ley (S614B-May/A1052-Bronson), la cual exige que los hogares de ancianos flexibilicen las visitas.

Beth Finkel.

Finkel añadió que más de 13,000 residentes de Nueva York que han muerto en hogares de ancianos desde el inicio de la pandemia hace más de un año, murieron solos luego de que, en muchas ocasiones, se prohibió las visitas de los familiares y los seres queridos.

“Para muchos, el aislamiento pudo haber acelerado el declive en su salud. El aislamiento social puede ser mortal. Según un estudio, el riesgo de salud que conlleva el aislamiento prolongado es similar al que presenta fumar 15 cigarrillos al día.

“La familia y los seres queridos no solo pueden ayudar a prevenir el aislamiento social, sino también son ojos y oídos adicionales para asegurar el cuidado adecuado de los residentes en los hogares de ancianos”, dijo Finkel, quien agradeció a la senadora May y al asambleísta Bronson por su liderazgo en la aprobación de este proyecto de ley, así como al gobernador Cuomo por promulgarlo.

Continuamos exhortando al gobernador y a la legislatura a aprobar la lista detallada de cinco puntos de prioridades de reforma para los hogares de ancianos del 2021, de AARP New York”.

Síguenos en Twitter:  @AARPNY y Facebook: AARP Nueva York