Zoilo Nieto, fundador y presidente de ZONI Language Centers.

Por Javier Castaño

Las 10 escuelas de inglés de ZONI Language Centers en el área metropolitana de Nueva York son las únicas que han abierto. Las otras no han podido reabrir por limitaciones financieras o porque no pueden cumplir con las exigencias de sanidad del estado y la ciudad de Nueva York.

“Recibimos la autorización del gobierno y estamos cumpliendo con todos los protocolos contra la pandemia Coronavirus, como el distanciamiento social, el uso de desinfectantes y de tapabocas en salones de clase, pasillos y oficinas”, dijo Zoilo Nieto, fundador y presidente de ZONI Language Centers.

Desde el pasado 24 de agosto comenzaron a abrir estos centros para el aprendizaje del inglés en los estados de Nueva York y Nueva Jersey. En Queens hay dos de estos centros, uno ubicado en la Avenida Roosevelt y la calle 79 de Jackson Heights y el otro en la Main Street de Flushing.

Los estudiantes pueden optar por aprender inglés en el Internet o en las aulas, de manera presencial, con profesor en vivo y en directo. El estado les exige mantener seis pies de distancia entre las personas y no llenar el salón con más del 50% de capacidad. “Los estudiantes han comenzado a regresar a las aulas y esperamos que para comienzos del año entrante volvamos a funcionar como antes de esta pandemia que ha afectado a todos los negocios, sin discriminación”, dijo Nieto a este medio de comunicación.

En los salones que habían 20 estudiantes ahora hay un promedio de ocho. La mayoría de los empleados han regresado a trabajar y hay quienes prefieren quedarse en sus hogares debido a la ayuda financiera del gobierno por desempleo. En un comunicado oficial, Nieto le agradeció a todos sus empleados y profesores por adaptarse a la educación digital, y a los estudiantes por confiar en la metodología que usa ZONI para el aprendizaje del inglés como segundo idioma.

“Las personas de mayor edad y los estudiantes de origen humilde son los que más tienen problemas para adaptarse a la nueva tecnología digital porque no tienen computador o desconocen los programas”, dijo Nieto.

“También debemos reconocer que en el proceso educativo es muy importante el aspecto social, compartir con sus compañeros de estudio y disfrutar de actividades en conjunto”, añadió Nieto. Por eso la reapertura de las instituciones educativas contribuye al crecimiento individual y colectivo.

Otro de los problemas es la restricción de ingreso de personas de otros países, incluyendo a quienes vienen a estudiar inglés. “Esta pandemia nos obligó a meternos en la educación digital y ZONI estaba preparado para el cambio. Aprender inglés por Internet era algo distante, pero ahora es una realidad indiscutible”, concluyó Nieto.