A través de esta nota, le doy “Golpe de Estado” al Presidente Santos votando en plebiscito por el “NO”. Definitivamente, apoyaré y haré campaña para que los colombianos voten por el “NO” al plebiscito no solo como sentir y respuesta ante la impunidad que el Presidente Santos nos va a dar a los colombianos con su acuerdo de paz, sino también como la forma de desaprobar la corrupción y la entrega del Estado. Yo digo no más y marcaré “NO” en el tarjetón… Será mi “Golpe al Estado” por la corrupción de Santos… Esa que ha propiciado, que ha amangualado, que ha permitido y sigue secundando a través de la “mermelada” politiquera para hacer lo que se le dé la gana, hasta llegar a romper el ya frágil y poco equilibrio armónico entre las ramas de poder.

Hoy leyendo más sobre lo relacionado con la contratación con la “politóloga” Natalia Springer, da indignación completa. Pienso en los niños de La Guajira o Choco muriendo de desnutrición, el olvido de los departamentos de Arauca y Caquetá, o las poblaciones sin servicios públicos adecuados o para quienes tienen que aguantar una salud de papel. Un ejemplo es el Hospital Universitario del Valle, el más importante en la zona occidental de Colombia, está a punto de que lo cierren por la falta de recursos (vea enlace abajo para ampliar).

Colombia ha vivido la corrupción, no es extraña, pero con el Gobierno de Santos se disparó el derroche llegando a límites no imaginados. Por ejemplo, alguien me puede explicar como una “politóloga” que solo la conocemos como comentarista política resulte de la noche a la mañana experta en conflicto armando, construcción de vivienda social y ahora en el manejo del riesgo de fenómenos naturales, entregándole cerca de $7,200 millones en menos de cuatro años, como la Revista Semana ha venido denunciando e informando. Y esto es solo el caso de esta señora multipropósito porque los colombianos no sabemos cuántas y cuántos “Springer Tocarruncho” andan por los corredores del gobierno con contratitos estatales. ¡Se llenó la copa de la paciencia! Llegó la hora de actuar.

zoilo-solo

Zoilo Nieto en Washington.

Muy claro pero erróneamente sabemos quién es el dueño de la chequera del estado y como esta se distribuye en las regiones pero no precisamente en proyectos de desarrollo social, sino para pagar los favores politiqueros que le facilite manosear la constitución y vulnerar nuestros derechos a la participación ciudadana… Si señores, como lo digo, nuestra voluntad de real paz es la que hoy está en riesgo con la manipulación del umbral que es hoy de 17 millones, y el Presidente lo baja a 4.3 millones de votos, acomodando la cifra para que voten los que votan por ellos y venden el voto. Lo que se puede comprar, como dicen por ahí. Esa voluntad que nos la quiere cambiar por el capricho de un puñado de guerrilleros con apoyo de unos bandidos de cuello blanco que se hacen pasar por nuestros legisladores.

Claro entre estas especies llamadas “guerrilleros” y “bandidos de cuello blanco” no hay diferencia alguna, son los mismos gusanos. De hecho, el pueblo si lo sabe y no desea más gusanos saqueando nuestro patrimonio, pero el gobierno lo cree tonto y manipulable.

Por cierto, es notorio el miedo de Santos de medir su falso “proceso de paz” ante un referendo porque el pueblo tendría la última palabra y no el presidente. Mediante la aplicación de un “umbral manipulado”, propuesto por la banca o banda oficialista, le quedaría fácil la compra de los votos por el “SI” y darnos la estocada a los que buscamos una paz duradera y sin impunidad. Hacernos “conejo” como ya es usual en este gobierno.

Ante este gobierno me doy por vencido… Se tomó “literalmente” los recursos de la nación para comprar la conciencia y llevarnos todavía por el desgobierno donde la corrupción se sirve como el plato ejecutivo del día… Y como nadie investiga, nadie castiga… La señora Justicia se quedó dormida pero ¿cómo nos salvamos de este conejo? Saliendo a votar masivamente en el plebiscito de la TAL “paz” para marcar por el “NO”… Este será nuestro “golpe de estado” democrático.

Le demostraremos al Estado que con el pueblo no se juega y menos a manipular la justicia y el congreso para manosear la Constitución. Los ciudadanos de bien ya han descifrado los fines macabros de cambio al modelo económico del país por parte de un capricho narcisista con sueño de Premio Nobel y con arrogancia suficiente de recordar quien tiene la “chequera del país” pero ilíquida.

Veremos después si Santos se atreve a vetar nuestra decisión y clamor de pueblo después de ese plebiscito, argumentando que no era vinculante. Calle y voto son nuestras alternativas democráticas por nuestra amada Colombia. ‪#‎YoVotoNOAlPlebiscito‬‬

Con sentimiento,

Zoilo Nieto
Inmigrante educador y empresario, ajeno a los vicios de la política
Oficina de Prensa
www.zoilonieto.com
facebook.com/zoilocnieto
Twitter: @ zoilonieto