Leylah Fernández vive en Florida, nació en Canadá y es de padres de Ecuador (papá) y Filipinas (mamá). Disputa el primer puesto del US Open este sábado 11 de septiembre en la noche.

Por Marcela Álvarez – 

No era lo que estaba en los pronósticos de los fanáticos al tenis, de la prensa especializada y es posible incluso ni de ellas mismas. Pero también es cierto que el circuito profesional del tenis femenino cada vez es más competitivo, intenso, cerrado. Al menor descuido, el campanazo.

La canadiense Leylah Fernández y la británica Emma Raducanu continuan haciendo historia en el US Open y este sábado 11 de septiembre van por más. Ese día jugarán la finalísima por el último Grand Slam del año en horario estelar (8pm EST) en el estadio Arthur Ashe. Tendremos nueva reina en Queens.

La ganadora recibirá una bolsa de $2.5 millones de dólares —$500 mil menos que en 2020. (Por la pandemia, los premios en efectivo fueron reducidos). La perdedora se contentará con $1.5 millón.

En las semifinales del jueves 9 de septiembre, Fernández y Raducanu vencieron a Aryna Sabalenka y Maria Sakkari, respectivamente. Fueron dos partidos distintos. Fernández necesitó tres sets {7-6 (7-3), 4-6, 6-4} para despachar a la temperamental bielorrusa, mientras que Raducanu resolvió en dos sets ante la griega (6-1, 6-4).

Fernández vs Raducanu es la primera final entre dos adolescentes desde 1999, cuando Serena Williams venció a la suiza Martina Hingis. Ambas tenían 18 y 19 años, respectivamente.

En la antesala al torneo, Ashleigh Barty, Naomi Osaka, Simona Halep, Garbiñé Muguruza, y la propia Sabalenka, eran las favoritas para alzar la levantar la copa Tiffany. El sábado 11 todas mirarán la final por televisión, por decirlo así.

La diferencia de un año

En el US Open 2020, a puertas cerradas y sin público, Fernández cayó en 2da ronda ante Sofia Kenin, una de las sensaciones de la temporada. (Kenin ganó el Australian Open 2020).
El 2021 la historia es distinta para la tenaz Fernández. (Raducanu no jugó el Open 2020).
Este año, Fernández sumó el aliento frenético de los fans, incluidos los trabajadores latinos que entre la dura faena se escapan para ver en alguna pantalla a “la hija de un ecuatoriano que fue jugador de fútbol y su mamá filipina”, como dijo Modesto Pacheco, un residente de Elmhurst que trabaja desde hace 15 años en el vestuario de los jugadores. En días recientes presumía orgulloso una foto con Fernández.
Lo de Raducanu también es histórico, incluso supera la campaña de Fernández. Es el primer “qualifier” (jugó la eliminatoria previa de 3 partidos), hombre o mujer, en llegar a la final de un Grand Slam. Raducanu está invicta en 9 partidos y no ha perdido un solo set. También es la primera debutante en un Slam que llega a la final.  En el camino superó a rivales encumbradas como la suiza Belinda Bencic, reciente ganadora de la medalla de oro en los Olímpicos de Tokio. Y solo tiene 18 años. Derrocha frescura y simpatía.
Fernández y Raducanu son hijas de inmigrantes y ambas nacieron en Canadá. La primera vive en Florida y la segunda se crió, y reside aun, en Gran Bretaña.
Por sus raíces ecuatorianas, Fernández habla español fluidamente. Sus abuelos paternos viven el balneario costero de Salinas, en Ecuador. También habla francés e inglés.
Fernández vs Raducanu es la final inédita, inesperada, en Flushing Meadows.
Zurda contra derecha. Son las “darlings” del US Open 2021. Adolescentes que ya hicieron realidad el sueño de todo tenista: jugar una final de Grand Slam, tener la posibilidad de levantar el trofeo. Es un cuento de hadas.

Otros latinos destacan en dobles y juveniles

Otra buena noticia para los fans del tenis latinoamericano: el salvadoreño Marcelo Arévalo y la mexicana Giuliana Olmos ganaron su boleto para la final de dobles mixtos.
Arévalo continua haciendo historia. Es el primer tenista centroamericano en una final de Grand Slam. Para un pequeño país como El Salvador, de mínima tradición tenística, la campaña de Arévalo es una hazaña.

Arévalo-Olmos jugarán la final contra la dupla ganadora de la semifinal entre Jessica Pegula-Austin Krajicek vs Desirae Krawczyk y Joe Salisburym, todos de EEUU.

En dobles femeninos, la chilena Alexa Guarachi y Desirae Krawczyk, clasificadas 7 en el torneo, avanzaron a las semifinales y jugarán contra la australiana Samantha Stosur y la china Shuai Zhang, clasificadas 14.

La dupla de la brasileña Luisa Stefani y la canadiense Gabriela Dabrowski, clasificadas 5,
jugarán la segunda semifinal femenina ante las favoritas del público: Coco Gauff y Caty McNally de EEUU, clasificadas 11.

Stefani viene de ganar la medalla de bronze para Brazil (con Laura Pigossi) en los recientes Olímpicos de Tokyo. Fue la primera medalla olímpica para su país en dobles.

En juveniles, la argentina Solana Sierra es una de las candidatas al título. (El mismo que en 2019 ganó la colombiana María Camila Osorio Serrano). En semifinales, Sierra jugará contra la local Robin Montgomery.