El yoga ayuda a controlar los cambiso de la vida, a relajarse y transformarse.

¿Cómo estás sintiendo los estás sintiendo?

A nivel colectivo e individual estamos pasando por grandes cambios y esto nos está afectando tanto física como mental y espiritualmente.

La vibración en este planeta está aumentando y nos vemos obligados a cambiar. Muchas personas están encontrando que surgen viejos patrones que necesitan ser eliminados. Karmas que salen a flote para ser sanados, y aunque queramos ignorarlos, se encargaran de hacerse notar. Muchas personas están estresadas, preocupadas o ansiosas. Esto está en la energía colectiva y nuestros cuerpos están sobrecargados.

¿Cómo logramos transitar en estos tiempos? Ayudando a nuestros cuerpos para que nos sea más fácil vivir esta experiencia.

1) Reducir la exposición a toxinas. Elija productos de limpieza y cuidado personal naturales.

2) Aliméntate de una manera más natural y reduzca los alimentos procesados.

3) Escucha a tu cuerpo porque sabe lo que necesita.

Muchos de nosotros hemos aprendido a no escuchar a nuestro cuerpo. Cuando niño, ¿fue elogiado por comer toda su comida, incluso si le dieron más de lo que necesitaba? ¿Aprendiste a valorar una autoridad externa sobre la sabiduría de tu propio cuerpo? Es hora de comenzar a prestar atención a lo que tu cuerpo te quiere decir.

4) Conéctese con la naturaleza.

Con nuestra vida moderna, puede ser fácil desconectarse de la naturaleza. ¿Recuerdas la alegría que sentías de niño cuando saltabas entre las crujientes hojas de otoño o veías volar una mariposa? Conectarse a la tierra ayuda a levantar el ánimo y elevar la vibración.

5) ¡No subestimes el valor del sueño!

Es posible que en este momento te encuentres más cansado de lo normal. O tal vez el sueño sea un poco errático ya que tu cuerpo se siente vibrante. Todos estamos cambiando en este momento. Así que si sientes que necesitas dormir más, házlo. Duerme más.

Todo está interconectado. Incluyendo su cuerpo. Cuando realizas cambios que ayudan a tu cuerpo, recuperas el equilibrio de tu mente y a nivel físico. Todo mejora: tu capacidad para hacer frente al entorno moderno, tu sistema inmunológico y tu salud y energía en general.