Doctora Oxiris Barbot, comisionada de salud de la ciudad de Nueva York.

El más reciente informe de salud de los residentes en la ciudad de Nueva York señala una reducción en la mortalidad infantil y en las adolescentes que dan a luz, además de menos gente viviendo en viviendas defectuosas. El informe se denomina Take Care New York 2020 y es parte del programa que busca satisfacer la salud de todos los neoyorquinos sin distinción alguna.

A pesar de estas mejoras, en la Gran Manzana sigue habiendo demasiada gente gorda en los vecindarios pobres y en las áreas de raza negra la población continúan sufriendo de presión arterial.

“Nueva York sigue siendo vibrante, saludable, resistente y demuestra que tiene potencial para mejorar”, dijo la doctora Oxiris Barbot, comisionada de salud de esta ciudad. “Pero siguen las desigualdades de salud en nuestras comunidades. El Departamento de Salud quiere asegurarse que todos reciban una buena atención de salud sin importar en dónde vivan”.

El doctor Mitchell Katz, CEO del NYC Health + Hospitals, dijo que los hospitales y las clínicas públicas juegan un papel importante en esta mejoría de salud. “Seguiremos trabajando hasta alcanzar nuestras metas de igualdad en el otorgamiento de salud”, dijo el doctor Katz.

El índice de mortalidad infantil en el 2016 fue el más bajo de la historia en Nueva York con 4.1 por cada 100,000 nacimientos. El número de adolescentes embarazadas en el 2016 bajó a 36.2 por mil, con una disminución significativa en vecindarios más pobres como los latinos.

Más gente informó que está viviendo sin condiciones defectuosa en el 2017 en comparación con el 2014, un total de 44 por ciento contra 52 por ciento.

El número de visitas de niños con asma a las salas de emergencia se redujo en 6.5 por ciento en esta ciudad desde el 2013.

La administración del alcalde Bill de Blasio financió 24,536 unidades de vivienda asequibles en el 2017, quebrando el récord que había impuesto el alcalde Ed Koch en 1989. En la mitad de estas viviendas, el 48 por ciento, viven personas que ganan menos de $33,400 al año o $43,000 para una familia de tres personas.