Desde la izquierda, Julio Jr., Julio padre y René Barzola, propietarios de los restaurantes Barzola de Queens. Fotos Javier Castaño

“Queremos abrir nuestro restaurante para volver a llamar a nuestros empleados. Que nos permitan al menos servir adentro al 50 por ciento de capacidad”, dijo René Barzola, de la familia que posee tres restaurantes Barzona en Queens. “Queremos un trato justo porque estamos perdiendo mucho dinero y estamos dispuestos a seguir los protocolos para combatir la pandemia Coronavirus”, añadió Julio Barzola, el padre de la familia.
Los Barzola hablaron en conferencia de prensa frente a su restaurante de la 37 avenida y la calle 92, que tenía 8 empleados y ahora solo poseen 2. Los otros restaurantes Barzola están localizados en Astoria Boulevard y Broadway.
“Los restaurantes son de inmigrantes que vinieron a este país a trabajar y necesitan una respuesta real y contundente porque se están cayendo y van a cerrar”, dijo Hiram Monserrate, líder del Partido Demócrata y candidato al distrito 21 del Concejo de la ciudad de Nueva York.
Monserrate dijo que el gobierno ha repartido trillones de dólares a las grandes corporaciones para que se recuperen a nivel económico, pero nada para los pequeños negocios.
“Necesitamos que nos den una mano porque estamos al borde de la quiebra, a pesar de seguir las reglas de salud contra la pandemia”, dijo Lucio Barrera, propietario del Ilusion Restaurant & Bar de Northern Boulevard y la calle 105. A su lado se hallaba Marcelo Adorno, copropietario de este restaurante.
“Que abran ahora”, gritaban los políticos y propietarios de restaurantes que acudieron a la conferencia de prensa. El argumento para reabrir los restaurantes se basa en que la mayoría de los contagios de Coronavirus ocurre en reuniones sociales o familiares. El nivel de contagio en esta ciudad es de un poco más del 6%, superior al de otras áreas de este estado en donde los restaurantes están abiertos.
“Por eso muchas personas se desplazan a West Chester o Long Island a comer en restaurantes”, añadió Monserrate. “Queremos evitar una demanda aquí en la ciudad de Nueva York”.

Al centro, Hiram Monserrate, líder del Partido Demócrata y quien salió en defensa de los propietarios de restaurantes, frente al restaurante Barzola de la 37 Avenida y la calle 92 de Jackson Heights, Queens. Foto Javier Castaño

Melitón Zapata, copropietario del restaurante y taquería Coatzingo. Foto Javier Castaño

Melitón Zapata es copropietario del restaurante y taquería Coatzingo de la calle 76 y la Avenida Roosevelt, además de la barra California de la calle 82 y la misma avenida. “Estamos jodidos, al borde de la quiebra. Teníamos 60 empleados y ahora entre 18 y 20 empleados. No hay muchos clientes y la renta, los ‘biles’ y las multas hay que seguirlas pagando”, dijo Zapata, de Puebla, México.
Zapata se pregunta por qué no cerraron los centros comerciales, los vagones de los trenes o los buses, donde la gente viaja hacinada. También cuestionó la falta de estrategia de la industria de restaurantes. “¿Por qué no dejamos de preparar comida por unos dos días para que la gente sienta nuestra ausencia y se solidarice con nosotros. Es una estrategia arriesgada, pero efectiva”, se preguntó Zapata en el restaurante Coatzingo de la calle 76 en donde sirven comida típica del centro de México.

Vea aquí el video de QueensLatino sobre la crisis de los restaurantes en NY.

“Los inmigrantes no vienen a mendigar, sino a trabajar y tanto el gobernador Cuomo como el alcalde de Blasio deben de actuar y reabrir los restaurantes. No tienen clientes, pero siguen pagando la renta que no ha sido perdonada”, dijo Liliana Melo, líder del Partido Demócrata y candidata al distrito 25 del Concejo de esta ciudad.
“Los dueños de restaurantes han invertido 20 o 30 años de ahorros y están al borde de colapsar”, concluyó Melo.