Con la llegada del frío, restaurantes como Raíces, en Jackson Heights, Queens, comenzaron a instalar calentadores portátiles en el andén para atender a los clientes. Foto Javier Castaño

Para aliviar la crisis económica que originó la pandemia Coronavirus, los restaurantes de la ciudad de Nueva York podrán seguir atendiendo a su clientela adentro y afuera, en la calle o el andén.

Así lo determinó el Concejo de esta ciudad y además podrán usar calentadores portátiles para atender a los clientes que desafían el frío. Adentro del restaurante sólo se permite el 25% de comensales.

Esta nueva ley fue patrocinada por el concejal Antonio Reynoso y se extiende hasta el 30 de septiembre del 2021. “Esta es una gran victoria para la industria de restaurantes y sus trabajadores, comensales y la moral de los residentes”, dijo el concejal Reynoso.

Corey Johnson, presidente del Concejo, dijo que esta iniciativa es permanente, “hasta el próximo año”.

El Departamento de Bomberos también está colaborando para que los permisos y las regulaciones de los calentadores sean agilizados.

A comienzos de esta semana el alcalde Bill de Blasio firmó la Orden Ejecutiva de Emergencia 153 para que los restaurantes puedan utilizar los calentadores portales y así continúen sobreviviendo y empleando a más personas durante esta pandemia.

““Estas normas están diseñadas para mantener a los comensales, empleados y peatones seguros y saludables y esperamos brindarles a los neoyorquinos más oportunidades que nunca de disfrutar del aire libre durante todo el año”, dijo el alcalde de Blasio.

Se permiten calentadores eléctricos cerca de los asientos y los calentadores de gas natural o propano sólo se permiten en la acera. Los dueños de restaurantes deben comunicarse con el Departamento de Bomberos para conocer mejor las regulaciones de los calentadores.