Ahora que las fiestas terminaron, probablemente usted está pensando en el nuevo año y planeando sus resoluciones y metas para el 2015.  Si hay algo que siempre me ha molestado sobre las resoluciones de año nuevo es que muchas personas parecen mantenerlas en enero, pero hacia alrededor de marzo, parecen abandonar los nuevos hábitos.   Cuando se trata de vivir un estilo de vida saludable, lo mejor es realizar pequeños cambios, así usted puede mantenerlos en lugar de intentar hacer grandes cambios que son muy difíciles de conservar.

GEORGE-HULSE-HEALTHFIRST COLOR

Afortunadamente, no necesita reparar completamente su estilo de vida para mejorar su salud. Algunos sencillos ajustes a nuestro estilo de vida pueden tener un gran impacto en la salud, ayudándole a lucir y a sentirse mejor, y hasta a prevenirle enfermedades. Aquí hay algunas recomendaciones para unos cambios fáciles que le ayudarán para un 2015 saludable:

  • Camine. El caminar es una de las mejores actividades que usted puede hacer para su salud. El caminar le ayuda a mantener sus huesos fuertes, desarrolla músculos, y fortalece las articulaciones.   También quema calorías para ayudarle a perder peso, puede reducir las probabilidades de desarrollar diabetes y depresión, y ayuda a controlar el dolor de la artritis. ¿Cuál es la mejor parte? ¡Agregar esta actividad para su rutina diaria es fácil! Solo basta con bajarse del autobús o subte unas paradas antes y caminar el resto hacia su destino.
  • Consuma agua. La Ciudad de Nueva York tiene una de las aguas de grifo más puras de los Estados Unidos, y probablemente del mundo. Sáquele ventaja a esta bebida gratuita de alta calidad, y haga de ésta, una herramienta para su salud. El agua mejora su piel, le da energía a sus músculos, y ayuda a sus riñones a desechar las impurezas y toxinas de su cuerpo. La costumbre de tomar agua puede ser muy beneficiosa para su salud, sobre todo si la está cambiando por bebidas endulzadas como la soda (bebida gaseosa), el té, y el jugo. Una vez que se haya ajustado al cambio, tendrá más energías, perderá peso, y se sentirá mejor en general.
  • Coma alimentos naturales. El viejo refrán «Usted es lo que come» es verdad. Evite cualquier comestible que luzca como si hubiera sido hecho por una fábrica o que contenga ingredientes que su abuela no reconociera, como ingredientes y químicos artificiales.  Facilite su costumbre de comer saludablemente—mantenga cerca de usted sus frutas favoritas, nueces, u otros bocadillos saludables.
  • Hágase su chequeo médico anual. Asegúrese de visitar a su médico para su consulta de bienestar anual.  Independientemente del seguro médico que tenga, esta visita es gratuita.               Asegúrese de ir a la consulta de su médico con preguntas sobre su salud, y ser honesto/a sobre su estilo de vida para que su médico pueda darle los mejores consejos.      De acuerdo a sus necesidades, su médico le puede realizar pruebas para detectar condiciones comunes y darle las recomendaciones adecuadas.
  • Rodéese de gente que lo/a levanten. Es difícil llevar el estilo de vida que desea cuando comparte su tiempo con gente negativa.  Encuentre a gente que le haga sentirse bien, quien le transmita buen humor a su vida, y quienes sean buenos ejemplos del tipo de persona que usted quiera ser. Manténgase alrededor de ellos y construya relaciones. ¿La gente que le hace sentirse deprimido/a? Deshágase de ellos.

¡Le deseamos a usted y a sus seres queridos un año feliz y saludable!

George Hulse es Vicepresidente de Asuntos Externos en Healthfirst. Para más consejos sobre cómo llevar un estilo de vida más saludable, visite www.healthfirst.org.