Se espera que miles de personas deban abandonar su vivienda porque no tienen dinero para pagar la renta atrasada. Foto Javier Castaño

Desde el comienzo de la pandemia los propietarios de vivienda no pueden lanzar a la calle a las personas que no paguen la renta. Ni siquiera pueden llevarlos a la corte. Pero esta moratoria termina este viernes 15 de enero.

“Le dimos a los inquilinos algo de oxigeno, pero nos alcanza hasta este viernes”, dijo Kathy Hochul, gobernadora de Nueva York. La gobernadora añadió que buscará más dinero federal porque del billón de dólares que estaba por llegar, sólo recibirá $27.2 millones. “Este dinero no servirá para mucho”.

“Es una situación exasperante porque miles de personas terminarán en refugios y encima tenemos la variante Omicron”, dijo Cea Weaver de la organización Housing Justice for All.

En las cortes de vivienda de la ciudad de Nueva York hay 224.000 casos de evicción pendientes, sin contar los que serán erradicados a partir de esta fecha. Se estima que en el estado de Nueva York hay 830.000 familias que deben renta y enfrentan el desalojo.

Por lo tanto se espera una avalancha de casos de evicción en las cortes. Los propietarios de vivienda proseen abogados y la mayoría de los inquilinos no cuentan con representación legal adecuada. Hay dinero para ayudar a estos pagos, pero se está agotando.

Judith Goldiner, abogada del Legal Aid Society, dijo que la pandemia sigue afectando a nivel económico a miles de hogares que “merecen protección básica de evicciones injustas”.

El portal del Programa de Emergencia de Asistencia de Renta (ERAP) sólo está disponible para algunos condados fuera de la ciudad de Nueva York y para familias de cuatro personas con ingresos anuales entre $95.440 y $143.160.

Joseph Strasburg, presidente de Rent Stabilization Association, que representa a los propietarios de vivienda, dijo que la moratoria lleva dos años y fue por una emergencia que terminó el pasado junio. “Que paguen la renta y dejen de pensar que no hay repercusiones”, dijo Strasburg.

Los inquilinos aún tienen derechos y pueden adquirir ayuda e información para evitar el desalojo de sus viviendas:

-Llame al 311 y pregunte por el número teléfono en donde pueden ayudarlo.

-Llame al teléfono de asistencia de la corte de vivienda 212-962-4795.

-Envíe correo a la Oficina de Justicia Civil civiljustice@hra.nyc.gov e incluya su nombre, número telefónico y el código de su caso, si lo conoce.

-Contacte una oficina de ayuda legal del gobierno en su vecindario.

-Busque ayuda en organizaciones comunitarias sin ánimo de lucro o contacte a los políticos de su distrito.

 

 

Pie:

Se espera que miles de personas deban abandonar su vivienda porque no tienen dinero para pagar la renta atrasada. Foto Javier Castaño