La variante Omicron se propaga con más facilidad. Foto Angellodeco | Dreamstime

Las autoridades de salud desean que la curva de Coronavirus comience a bajar a mediados de enero del 2022. Pero es solo un deseo. No quieren volver a cerrar la ciudad de Nueva York y paralizar la economía. Los nuevos casos siguen en aumento y las hospitalizaciones están creando una crisis similar a la que vivimos el año pasado. Hay escasez de empleados en hospitales y comercio en general.

Hasta la fecha, en la ciudad de Nueva York ha habido un millón 910 mil casos y 35.883 muertes por Coronavirus.

El alcalde Eric Adams dijo que hay miedo e incertidumbre en la población. “Necesitamos energía positiva para superar esta crisis física y mental que ha ocasionado la pandemia”, dijo Adams cuando anunció este mes $111 millones para los hospitales públicos de la ciudad de Nueva York.

En el mundo hay 1.5 millones de nuevos casos de Coronavirus por día. Estados Unidos y Europa son las zonas más afectadas. En esta nación el pasado domingo 9 de enero hubo 677.243 nuevos casos y 1.559 personas perdieron la vida. Sólo el 62% de la población estadounidense ha recibido dos vacunas y el 33% de esa cantidad ha optado por la vacuna de refuerzo.

Hasta la fecha, en el mundo se han contaminado 307 millones de personas y 5.49 millones han muerto. En esta nación 60.2 millones de personas se han enfermado de Coronavirus y 836 mil han fallecido.

De acuerdo al Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York, ese mismo domingo 9 de enero hubo 40.526 nuevos casos de Coronavirus, 40 hospitalizados y 62 muertos. En su mayoría fueron infectados con la variante Omicron (95%). El 74% de la población de esta ciudad está completamente vacunada.

En esta ciudad, el primero de diciembre del año pasado habían 69 hospitalizados. El primero de enero de este año la cifra de hospitalizados subió a 933.

“El domingo 2 de enero fue el peor día para los hospitales públicos de la ciudad de Nueva York y se debió a la escasez de personal, de doctores y enfermeras, aunque las condiciones han mejorado”, dijo el doctor Mitchell Katz, presidente y CEO de NYC Health + Hospitals.

En el Hospital Elmhurst de Queens, el alcalde Eric Adams, al centro de pie, y autoridades de salud de Nueva York anunciando $111 millones para contratar personal médico y combatir la pandemia. Foto Javier Castaño

La buena noticia es que el promedio de muertes no asciende de la misma forma. La mala noticia es que está golpeando más a quienes no se han vacunado y terminan en la sala de emergencia, entubados. Así que la mejor arma contra esta pandemia es la vacuna (incluyendo el refuerzo), vestir un tapabocas apropiado, lavarse las manos y guardar distancia.

“En Queens ha habido más de 10 mil muertos por Coronavirus porque es un condado abandonado, muchos hospitales cerraron, no hay acceso a comida saludable a bajo precio, vivimos una crisis de vivienda y existe un racismo sistemático”, dijo Donavan Richards, presidente del condado de Queens.

El doctor Dave A. Chokshi, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York, dijo que las minorías son 2.5 veces más propensas a ser hospitalizados.

En algunos hospitales públicos hay escasez de personal, aunque no se ha llegado a una crisis como la vivida el año pasado. Stephanie Guzmán, vocera de NYC Health + Hospitals, niega esta afirmación, aunque doctores y enfermeras han levantado la voz de alarma.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, en su discurso oficial a comienzos de este año reconoció la escasez de personal calificado en los hospitales y prometió invertir $10 mil millones de dólares en los próximos años para superar este problema.

Esta escasez de personal en los hospitales también afecta otras áreas, como las escuelas públicas, los departamentos de Policía y Bomberos, los conductores de trenes y buses y los restaurantes. Por eso redujeron los días de cuarentena de 10 a 5 con el fin de que los empleados enfermos regresen más pronto.

En el estado de NY hay más de 12 mil hospitalizados y la gobernadora Hochul ha ordenado a 40 hospitales que suspendan las cirugías que no son esenciales.

Otro factor importante es el surgimiento de casos de Coronavirus en niños menores de 4 años, quienes no son elegibles para ser vacunados. El pasado primero de enero, cinco de cada 100 mil niños que ingresaron a los hospitales fue por Coronavirus. El radio de hospitalización de niños de 5 a 11 años es de 0.6 por 100 mil.

“Sólo el 16 por ciento de niños entre 5 a 11 años han sido vacunados y esta cifra debe aumentar”, dijo la doctora Rochelle Walensky, directora del Centro de Control de Enfermedades (CDC) de esta nación.

En las escuelas públicas de esta ciudad, los empleados y profesores están obligados a tener las dos vacunas, al igual que otros empleados públicos. Los estudiantes reciben un kit para que se hagan la prueba en casa. Si la prueba sale positiva, deben quedarse en sus hogares durante 10 días. Por eso hay políticos y profesores que quieren regresar a la enseñanza digital, a distancia.

“Las escuelas son lugares seguros y no vamos a regresar a la enseñanza digital”, dijo el alcalde Adams. “También alentamos a las empresas a que llamen a sus empleados a trabajar en las oficinas”.

El alcalde Adams también está contemplando la posibilidad de que los estudiantes deban vacunarse antes de regresar a las aulas este otoño, de la misma manera que se sucede con el sarampión.

A finales del año pasado muchos shows de Broadway cerraron sus puertas y Manhattan cambió. Calles y hoteles vacíos y restaurantes con pocos comensales. A partir del 29 de enero, los niños mayores de 5 años deben presentar comprobante de vacuna para ingresar a los show de Broadway.

Para ingresar a los restaurantes y espacios cerrados, en la ciudad de Nueva York hay que mostrar la prueba de vacunación. De lo contrario, los dueños de los establecimientos reciben multas.

En esta ciudad han instalado camiones ambulantes para que la gente se haga la prueba de Coronavirus. Hospitales y clínicas están haciendo lo mismo. Esta prueba, conocida como PCR, es más efectiva que la casera y en ocasiones toma varios días para conocerse el resultado.

En hospitales, clínicas y camiones ambulantes de NYC se realizan pruebas de Coronavirus para combatir esta pandemia. Foto Javier Castaño

Soraya Gelpi se hizo la prueba la primera semana de este año en un Urgent Care y los resultados le llegaron cinco días después. “Esto es increíble y no debería de suceder”, dijo Gelpi.

Para complicar más esta situación de incertidumbre, el CDC ya comenzó a recomendar la cuarta vacuna para personas con un sistema inmunológico débil y comprometido. El pasado 13 de agosto el CDC apoyó la tercera dosis de Pfizer-BioTech y Moderna. Quienes recibieron la vacuna de Johnson & Johnson pueden recibir el refuerzo de las otras dos farmacéuticas. Pfizer-BioTech anunció que tendrá lista una nueva vacuna contra Omicron en marzo de este año.

Como el Coronavirus ataca los pulmones y el sistema respiratorio, la mejor recomendación es tranquilizarse, respirar despacio, ingerir mucha agua, descansar y tomar analgésicos en caso de dolor. Si la fiebre es muy alta y el dolor muy intenso, acuda al hospital.