La asambleísta Catalina Cruz anunciando la aprobación de la ley que garantiza dinero para las despensas de alimentos en el estado de Nueva York. Foto cortesía

El estado de Nueva York asignó 50 millones de dólares (Nourish NY) para apoyar las despensas de alimentos en esta época de pandemia. “El Covid-19 profundizó el hambre en nuestras comunidades y esta nueva ley que apoyé ha llegado a tiempo para asegurar que el suministro de comida a nuestras familias más pobres”, dijo la asambleísta Cataliza Cruz.

La asambleísta Cruz es la presidenta de la Fuerza de Trabajo para los Nuevos Americanos en este estado y fue la patrocinadora de esta nueva ley con la senadora estatal Michelle Hinchey. Esta legislación también revisará cada año la asistencia de comida de emergencia que se conoce como el Programa de Prevención del Hambre y Asistencia Nutricional (HPNAP).

La firma de esta nueva ley se llevó a cabo en el Pasillo de la Ciencia del condado de Queens y asistió la gobernadora Kathy Hochul, quien dijo: “Estamos asegurando que nuestras comunidades reciban la comida necesaria para alimentar a sus familias en estos tiempos difíciles”.

El objetivo de esta nueva ley es que siempre exista el dinero para que las agencias del estado compren la comida necesaria para alimentar a las familias pobres e inmigrantes. Antes de la pandemia, 2.7 millones de neoyorkinos recibían estampillas de comida y miles dependían de las cocinas comunitarias. La situación ha empeorado debido a la crisis de salud que aún estamos enfrentando y ha afectado los negocios locales.

La gobernadora Kathy Hochul firma la nueva ley contra el hambre, rodeada de legisladores estatales, incluyendo a la asambleísta Catalina Cruz, tercera desde la derecha. Foto cortesía

En esta nueva ley también trabajaron el senador estatal George Borrello y la asambleísta Donna Lupardo.

“Estoy muy orgulloso de ser parte de esta nueva legislación que contribuye a salvar vidas y negocios en el estado de Nueva York”, dijo la senadora Hinchey.