Panel de discusión, desde la izquierda,

Panel de discusión, desde la izquierda, la moderadora Seema Agnani de Chhaya CDC, Deyanira del Río, Nancy Castillo de US Financial Diaries, Linda Levy de East Side People’s FCU, y Jaime Weisberg.

“Entrevistamos en Queens a 253 latinos, nepaleses y bangladeses y nos dimos cuenta que los bancos deben mejorar sus servicios a los inmigrantes”, dijo Valeria Treves durante la conferencia para dar a conocer el informe llamado “Cerrando la brecha”. Treves es la directora ejecutiva de Immigrant Community Empowerment (NICE), una de las cuatro organizaciones comunitarias de la Red de Educación Financiera del Noroeste de Queens (NQFEN). Las otras tres organizaciones comunitarias son: Queens Community House, Community Development Project (CDP) y chhaya CDC, que apoya a los inmigrantes del sur de Asia.

Alexa Kasdan, directora de investigación y política del CDP, se encargó de dar a conocer las hallazgos de la investigación: 3 de cada 4 inmigrantes ahorran dinero, y 3 de cada 4 poseen cuentas bancarias, pero la mitad cierran sus cuentas o no las usan. Aquellos que cierran sus cuentas (tercera parte) lo hacen por el alto costo para mantenerlas, y una quinta parte por los recargos escondidos y costosos. “Una gran mayoría no usan cuentas bancarias por la barrera del idioma y la poca asistencia que reciben de los bancos en los vecindarios étnicos”, dijo Kasdan.

“De todos los inmigrantes, los latinos son los que menos abren cuentas bancarias”, dijo Kasdan.

Nisha

Nisha S. Agarwat hablando durante la presentación del informe al lado de Ann Dioguardi Moyano (extremo izquierdo), Alexa Kasdan y Mayur Saxena, asistente de la Fiscalía del estado de Nueva York.

Ann Dioguardi Moyano, directora organizacional de Queens Community House, fue la encargada de explicar las recomendaciones: “Más recursos para las organizaciones comunitarias del área con el fin de educar a los inmigrantes sobre los servicios en diversos idiomas. Los bancos deben exigir un balance mínimo para mantener las cuentas. Deben tener asistencia bilingüe, aceptar la Identificación Municipal (IDNYC) para abrir cuentas, y crear un crédito unión en el noroeste que Queens.

“Los bancos no están llegando a los vecindarios étnicos y aún prevalecen las prácticas depredadoras, las estafas y los engaños notariales”, dijo Nisha S. Agarwat, Comisionada de Inmigración de la Oficina del Alcaldía de Nueva York. “Estamos dispuestos a trabajar con base en estas recomendaciones”. Este tipo de investigación y de recomendaciones se han realizado en la ciudad en varias ocasiones y aún prevalecen las anomalías.

Valeria Treves de NICE al lado de la proyección de la portada del informe. Fotos Javier Castaño

Valeria Treves de NICE al lado de la proyección de la portada del informe. Fotos Javier Castaño

En el panel que siguió la presentación de la investigación del NQFEN, Jaime Weisberg, analista de campaña de la Asociación para el Desarrollo de Vecindarios y Vivienda (ANHD), que desde el 2012 los bancos están obligados a tener más transparencia, a realizar audiencias públicas y mejorar sus prácticas financieras. “El Acta de Reembolso en la Comunidades o CRA está siendo abusado”, dijo Weisberg. Es decir, los bancos reciben dinero federal para ofrecer buenos servicios en los vecindarios étnicos, pero no realizan un buen trabajo en esa área.

“Los indocumentados pagan impuestos, nosotros los defendemos y por eso es tan importante el acceso a estos bancos”, concluyó Deyanira del Río, codirectora del New Economy Project, que promuevo en Nueva York la justicia financiera y la inclusión económica por intermedio de cambios en política, fomentando coaliciones y educando a los inmigrantes en sus derechos.

Javier Castaño