Por Javier Castaño — 

Esta es la semana de simulacros a nivel internacional y el Hospital Elmhurst de Queens decidió vincularse a este evento. La idea es que los líderes médicos en cada departamento realicen simulacros para mejorar la tención de los pacientes y estimulen el trabajo en equipo.

“Estos simulacros nos ayudan a entrenar los procedimientos en casos de emergencia, a enfrentar dificultades y a comunicarnos mejor”, dijo el doctor Daniel Lugassy del NYC Health + Hospitals/Elmhurst.

Los simulacros se enfocan en pediatría en las horas de la mañana y por la tarde en los adultos. Los más de 4.000 empleados del Hospital Elmhurst pueden obtener una cita para participar en estos simulacros de atención médica.

El doctor-anestesiólogo David Feliciano se encontraba en el cuarto piso del hospital enseñando la mejor manera de entubar a una persona que no puede respirar por su cuenta. “Hay que meter este aditamento detrás de la lengua y ejerciendo bastante presión”, decía el doctor Feliciano practicando con un maniquí.

El doctor David Feliciano entubando un maniquí. Foto Javier Castaño

Doctores, enfermeras y empleados del Hospital Elmhurst en una de las salas de simulacros médicos. Foto Javier Castdaño

Al fondo del salón, varias enfermeras practicaban la mejor manera de entubar y revivir pacientes.

El doctor Frederick Friedman, director de ginecología del Hospital Elmhurst, adherido al sistema de hospitales de Mount Sinai, se hallaba supervisando un nacimiento. Una de las doctoras hacía de paciente y se quejaba de los dolores de parto.

“Tenemos estos maniquíes desde el 2016 y nos han ayudado mucho a atender pacientes minoritarios, cuyo índice de mortalidad es superior al de otras comunidades”, dijo el doctor Friedman sonriente.

Alrededor de 50 empleados del Hospital Elmhurst de Queens acuden a estos simulacros cada semana.