Dr. Dave A. Chokshi, comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York.

Por Dr. Dave A. Chokshi  —

La temporada de la gripe acaba de empezar en la ciudad de Nueva York, y mi hija de dos años, mi esposa y yo ya nos hemos vacunado contra la gripe estacional. Les animo a todos a que se unan a nosotros, para protegerse a sí mismos y a su comunidad.

Todos los años, el Departamento de Salud trabaja para que la vacuna contra la gripe sea fácilmente accesible ya que el virus de la gripe puede causar síntomas dolorosos, y potencialmente mortales, incluso en las personas sanas. En una temporada típica de gripe, unos 2.000 neoyorquinos mueren de gripe y neumonía, y algunos de ellos son niños.

Por eso recomendamos a todos los neoyorquinos de seis meses o más que se vacunen contra la gripe, especialmente a las personas que tienen más probabilidades de enfermarse, como los adultos de 50 años o más, las embarazadas, los niños de 6 meses a 5 años y las personas con enfermedades crónicas como la diabetes. La vacuna contra la gripe es segura y eficaz: pruebas científicas demuestran que reduce el riesgo de enfermedad entre un 40% y un 60%, según los CDC. Si tiene 65 años o más, pregunte a su médico por la vacuna contra la gripe de dosis alta.

El año pasado me sentí orgulloso de que un número récord de neoyorquinos adultos se vacunaran contra la gripe. Más de 1,4 millones de adultos se vacunaron, la cifra más alta de la historia. Nuestro objetivo es volver a batir un récord este año, y vamos por buen camino con 1.039.787 neoyorquinos adultos que ya se han vacunado.

Pero a pesar de este avance, seguimos observando brechas preocupantes en la cobertura. Esto se debe en parte a la desinformación sobre la vacuna de la gripe y a la desconfianza en los consejos médicos. Quiero dejar claro a los neoyorquinos que la vacuna contra la gripe no les va a transmitir la enfermedad. Las personas jóvenes y sanas pueden enfermarse gravemente. Y vacunarse contra la gripe no aumentará el riesgo de contraer COVID-19. Estos son mitos comunes, y sabemos que debemos abordarlos para fomentar la confianza en la vacuna.

Además, no se vacunan suficientes niños. Nuestros datos muestran que el año pasado solo se vacunaron el 67% de los niños de 6 meses a 5 años, y las cifras de este año también están siendo bajas. Ahora que los niños vuelven a las escuelas y las familias salen de nuevo por nuestra ciudad, es más importante que nunca proteger a nuestros neoyorquinos más pequeños.

La vacuna contra la gripe está ahora disponible ampliamente en toda la ciudad gratis o a bajo costo y sin importar el estado migratorio. Los neoyorquinos pueden averiguar dónde vacunarse en NYC.gov/FLU. Y si aún no se ha vacunado contra el COVID-19, puede hacerlo al mismo tiempo que la vacuna contra la gripe. Recuerde que la vacuna contra la gripe no le protege contra el COVID-19, y la vacuna contra el COVID-19 no le protege contra la gripe. ¡Necesita las dos!

Las reacciones graves a la vacuna contra la gripe son extremadamente raras. Las reacciones comunes pueden incluir dolor leve, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección o dolor de cabeza, fiebre y dolores musculares.

Como médico y padre, no pediría a los neoyorquinos que hicieran algo que yo no haría. La actividad de la gripe suele comenzar ya en noviembre y continúa hasta el final de la primavera, y la vacuna tarda un par de semanas en hacer efecto de inmunidad. Ahora es el momento adecuado, así que vaya a vacunarse contra la gripe hoy mismo.

El doctor Dave A. Chokshi es comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York.