Desde la izquierda, Peter Unanue, Robert Unanue, Joseph Pérez y Rafael Toro. Fotos Javier Castaño

“Seguimos creciendo a pesar de las crisis porque siempre hemos progresado con la comunidad”, dijo Robert Unanue durante el acto que da comienzo a la celebración de los 75 años de Goya, la empresa latina de comida más grande de los Estados Unidos. “Vendemos los productos básicos de la comida latina y siempre pensamos en la calidad”.

Robert Unanue es el presidente de Goya Foods y toda su familia acudió al Museo de El Barrio, en Manhattan, para impulsar una serie de iniciativas, concursos y campañas publicitarias con el fin de conmemorar estos tres cuartos de siglo de vida de Goya. Para empezar, Goya otorgó 75,000 dólares al Museo de El Barrio por su labor en beneficio de la cultura y las tradiciones latinas en Nueva York .

“Goya es una familia que está integrada por nuestros empleados, nuestros clientes y nuestros consumidores”, dijo el presidente de esta empresa de comida con 16 centros de funcionamiento en el mundo y 3,500 empleados. La sede principal de Goya está en Nueva Jersey.

“Nuestro éxito se debe a la contribución de las bodegas, de los negocios familiares y al apoyo histórico de nuestros clientes latinos”, dijo Peter Unanue, vicepresidente ejecutivo de Goya. “Cada uno de nuestros clientes ve un pedacito de su país en los productos Goya. Por eso tenemos mucho que celebrar. Goya es una tradición”.

Los fundadores de Goya: Don Prudencio y Doña Carolina Unanue.

Una tradición que comenzó el 16 de marzo de 1936 con los esposos españoles Don Prudencio y Doña Carolina Unanue. Para esta pareja de inmigrantes que se conoció en Puerto Rico, empezar no fue nada fácil. Inclusive experimentaron el fracaso económico antes de mudarse a Nueva York y comenzar a importar productos alimenticios de España bajo la marca Goya.

La familia Unanue ha demostrado que el trabajo y la perseverancia de los inmigrantes ha contribuido al crecimiento de esta nación. “Los valores familiares siempre han prevalecido en Goya y es nuestro mayor orgullo”, dijo Daniel Devir, de 24 años y bisnieto de Prudencio y Carolina. Devir comenzó a trabajar en Goya cuando tenía 20 años y planea recorrer todos los departamentos de la empresa para “aprender y asegurarnos de que Goya vivirá por otros 75 años y muchos años más”. Devir trabaja en el departamento de mercadeo de Goya.

Daniel Devir al lado del logo conmemorativo.

La nueva generación de Goya, desde la izquierda: John Morris, Vincent Unanue, Carey Yorio, Anthony Unanue, Erin Unanue, Paul Unanue y Daniel Devir.

El crecimiento de Goya en los próximos años se concentrará en la conquista de nuevos mercados como el mexicano y el general. “Sin embargo, siempre seremos leales a los consumidores latinos porque han sido y serán nuestra base”, dijo Devir. La fórmula de Goya es crecer con la comunidad. Los orienta el olor de la comida latina y el sabor auténtico de nuestro paladar:

Gandules, plátanos, flan de codo, chicharrón de pollo, arroz moro, ropa vieja, empanadas gallegas y paella a la Goya, biche de pescado, carapulcra, arroz con cangrejo y coco, porotos guisados, sopa de tortilla, chilaquiles verdes, pozole rojo, indio viejo, sopa negra, hilachas y otros 1,600 productos para chuparse los dedos.

Rosita Romero y Beatriz Mieses.

Rosita Romero, directora del Centro de Desarrollo de la Mujer Dominicana, quien estuvo en la recepción del Museo de El Barrio, probó de todo. “Esta sopa de papa ecuatoriana tiene huevo, maíz y aguacate y está buenísima. Buen sabor”, dijo Romero. A su lado estaba Beatriz Mieses de la misma organización y añadió que “el bizcocho y el flan no son empalagosos, y el arroz con leche está cremoso y delicioso”.

Joseph Pérez, vicepresidente de Goya, dijo que todos los productos son examinados por expertos para garantizar su calidad. Pérez también habló de la serie de actividades que Goya realizará en el 2011 para conmemorar sus 75 años de historia. Habrá promociones en las tiendas y supermercados, concursos en vivo y por intermedio del Internet, y becas de 5,000 dólares para estudiantes latinos que planean ingresar a la universidad.

En enero del 2011 darán a conocer en Nueva York un libro de 446 páginas sobre la historia y los productos de Goya que promocionará el lema “Si es Goya tiene que ser bueno”. Luego promocionarán el libro en otras ciudades como San Juan, Washington, Miami y Madrid.

“El 16 de marzo comenzaremos una campaña con United Way para alimentar a los más necesitados e inclusive llevaremos este programa a Puerto Rico en donde distribuiremos 75,000 libras de comida”, dijo Pérez.

Libros de colección de recetas Goya.

Como parte de la campaña, Goya imprimió seis libros de colección con recetas de los países latinoamericanos y de España. Incluyendo un libro llamado ‘Fusión Latina” con platos como Tostones rellenos y ensalada de nopalitos, salmón sobre funche de manchego, camarones a la parrilla con papa a la huancaína, tilapia sobre tamales con salsa española, churrasco con chimichurri y mangú de yuca, y camarones a la diabla con ensalada de quinoa para los paladares picantes.

Si es Goya…

“Goya no solo tiene productos de calidad de la cocina latina, sino que son una parte muy importante de nuestros negocios”, dijo David Corona, presidente de la Asociación Nacional de Supermercados (NSA). “Nuestros supermercados están en los vecindarios latinos y por eso trabajamos en equipo con Goya porque en la unidad está la fuerza”. La NSA tiene 400 supermercados en el área metropolitana de Nueva York.

Corona también probó algunos de los productos Goya durante la recepción en el Museo de El Barrio y siempre estuvo cerca de los jugos de guanábana, maracuyá, Malta Goya, pera y guayaba, entre otros.

Desde la izquierda: Juan López, gerente de Goya, José Castañón, gerente de Goya, William Rodríguez, de la junta directiva de NSA, David Corona, presidente de NSA, y Zulema Wiscovitch, directora ejecutiva de NSA.

Corona dijo que entre los productos de comida latina, Goya representa el 85% de las ventas, y entre los productos comestibles a nivel general, Goya representa el 35% de los ingresos de los supermercados.

“Somos una familia que siempre está ofreciendo el auténtico sabor de la comida latina y ésta es una celebración de toda la comunidad latina”, concluyó Rafael Toro, Director de Relaciones Públicas de Goya Foods.

Los asistentes al Museo de El Barrio degustaron los productos Goya.