Hay que lavarse las manos con frecuencia, toser o estornuchar en el brazo, usar tapabocas y vacunarse.

“Flurona” es el término por el que se conoce una doble infección de COVID-19 y gripe. Se ha dado por primera vez en Israel en una mujer embarazada. Pero aún hay muchas dudas al respecto.

Hace un par de días, varios medios de comunicación confirmaban que una mujer embarazada no vacunada que había dado a luz en el Hospital de Beilinson, en Israel, se había infectado de “flurona”.

La FDA recomienda refuerzo de vacuna Pfizer a jóvenes de entre 12 y 15 años

El mensaje de los CDC: vacunas contra el flu y el COVID-19

Sin embargo, desde hace más de un año los expertos recomiendan vacunarse tanto contra el flu como el coronavirus como medida de prevención.

“Estamos viviendo un contexto de pandemia en el que hay otros virus que causan enfermedades respiratorias, incluyendo el coronavirus”, explicó la Dra. Sofía Arriola, especializada en epidemiología de la división de influenza en los CDC, durante una entrevista con la VOA.

Ambas vacunas se pueden administrar el mismo día, una en un brazo y la otra en el otro brazo. Estos medicamentos han demostrado ser eficaces para evitar complicaciones e incluso la muerte. “(Al estar vacunados) estamos previniendo una enfermedad respiratoria más que nos puede causar complicaciones, incluyendo hospitalizaciones o la muerte”, insistía.

Lo que más preocupa al gobierno y a los funcionarios sanitarios es un aumento de casos tanto de coronavirus como de influenza que se desencadene en un incremento de hospitalizaciones que, a su vez, pudiera provocar el colapso de las instituciones de salud.

“Cada cama cuenta. Si evitamos más casos de influenza severos y que nos puedan llevar al hospital, estaremos dando espacio para otras enfermedades, como el COVID-19, que sí puedan necesitar una cama”, agregó la experta consultada por la VOA.

Ómicron: ¿Necesitará una posible cuarta dosis?

¿Qué se recomienda para evitar los contagios?

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) también señala que, además de las vacunas, se tienen que seguir las recomendaciones pautadas desde el inicio de la crisis. Eso pasa por el uso de mascarillas, respetar la distancia social y evitar los espacios muy concurridos. Voa