El estudio del iris del ojo detecta anomalías orgánicas.

La iridología es un método de diagnóstico empleado por la medicina alternativa que se dedica al estudio del iris de los ojos. Es la parte que circunda la pupila y en la que se manifiesta el color. Abre los ojos y descubre lo que tu cuerpo te está diciendo a través del iris.

La iridología permite conocer el estado físico y mental de una persona, detecta cualquier anomalía y su localización, así como su estado de desarrollo. Es posible elaborar un diagnóstico del cuerpo ya que cada sección del iris corresponde a una región del cuerpo.

De acuerdo con el médico Jorge Sagrera Fernandiz, autor del libro Diagnóstico por el Iris, “podemos entender la conexión entre el iris y el resto del organismo si lo interpretamos como una especie de memoria patológica. Los filamentos del iris corresponden a terminales nerviosas de los tejidos orgánicos y cualquier alteración refleja una anomalía de los mismos”, explica Fernandiz.

Color
Las tonalidades oscuras que dan irregularidad a los iris se deben en muchas ocasiones al exceso de ácido úrico en el organismo, se puede comprobar en los pacientes de gota, artritis, acides, etc.

Manchas
Las manchas o criptas que aparecen en el iris indican impurezas que amenazan el buen funcionamiento de alguna zona del cuerpo, según el punto del iris donde se encuentre la mancha.

Nubes blancas o amarillentas
Son comunes en la circunferencia externa del iris y se debe a algún tipo de intoxicación.

Puntos y dibujos rojizos
Por lo general se deben al exceso de yodo o al uso de algunos medicamentos. Las zonas más afectadas por este tipo de coloración es la que corresponde al tubo digestivo, el hígado y el riñón.

Líneas
Son los espacios negros entre las fibras del iris, pueden indicar lesiones por accidentes.


Para un examen completo de iris contacte al naturista Manuel Pinón.

El doctor estadounidense Bernard Jensen elaboró un diagrama detallado del iris de ambos ojos, en la que señala la parte exacta del cuerpo con la que está relacionada cada zona del iris. Estos son los pasos básicos que utiliza un experto iridólogo para realizar un diagnóstico.

Examinar el iris a la luz del día o en una habitación bien iluminada.
Para los ojos oscuros es mejor utilizar un lente de aumento e iluminar el ojo con luz artificial
Hacer un reconocimiento de los ojos a simple vista para determinar el estado del paciente
Hacer un dibujo de todos los signos y señales que se distingan en el iris. Actualmente, los especialistas toman fotografías de cada ojo para constatar la evolución del paciente a partir del tratamiento brindado.
Constatar en el mapa topográfico del iris qué tipo de dolencias pueden aquejar al paciente.

El diagnóstico iridiano resulta de estudiar al individuo como unidad funcional, como un todo. Revista Fucsia