Etrusco Bini en Diamond Central y rodeado de mujeres que tomaron el curso de OSHA, además de un hombre. Foto cortesía

Sin duda alguna la industria de la construcción es uno de los sectores más importantes en los Estados Unidos, con la construcción comercial como uno de los principales subsectores. La industria tiene más de 680.000 empleadores con más de 7 millones de trabajadores.

Considerando la enorme cantidad de empleados que laboran en dicha área y el alto número de fallecimientos y heridas sufridas por los trabajadores en sus centros de trabajo en 1970 en EEUU, el entonces presidente Richard M. Nixon decidió hacer algo. Firmó la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional el 29 de diciembre de 1970.

La Ley OSHA creó la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration – OSHA), que entró oficialmente en vigor el 28 de abril de 1971.

El papel de OSHA es el de buscar la seguridad y salud de trabajadores estadounidenses mediante el establecimiento y cumplimiento de normas; el ofrecimiento de adiestramiento, alcance y educación; el establecimiento de asociaciones; y la motivación del mejoramiento continuo de procesos de seguridad y salud en el lugar de trabajo.

Desde entonces quienes laboran en el campo de la construcción están obligados por ley a tomar una variedad de cursos que tienen como objetivo principal proteger sus vidas.

Entonces resulta sorprendente la cantidad de personas que trabajan en este sector y toman la decisión equivocada de comprar papeles falsificados de OSHA. Se atreven incluso a proponerle a algunos propietarios de instituciones educativas, que dictan los cursos de seguridad en la construcción, a recibir el dinero de los “estudiantes” que jamás asisten a clase.

Los trabajadores que incurren en esta irregularidad deben de reflexionar y considerar que más importante es prevenir que lamentar. Que la capacitación que reciben para laborar en el campo de la construcción y la puesta en práctica de dichos conocimientos le garantiza en gran medida de estar libre de un accidente. Las empresas que falsifican los documentos enfrentan la ley.

(Cortesía de Diamond Central OSHA, 40-10 National St Corona NY 11368 -Tel. 646-666-8787 MyDiamondCentral.com).