En el Hospital Elmhurst de Queens, desde la izquierda, el alcalde Eric Adams, Helen Arteaga, CEO del hospital y Dave A. Chokshi, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York. Foto Javier Castaño

Por Javier Castaño  — 

Las autoridades de esta ciudad están analizando los datos de infectados de Coronavirus y quieren ser optimistas. “Quizás en dos semanas veremos el descenso de la curva”, dijo el doctor Dave A. Chokshi, Comisionado de Salud de la Ciudad de Nueva York.

En Queens han muerto más de 10 mil personas debido a esta pandemia y la variante Omicron es la principal responsable de más de 30 mil casos diarios de Coronavirus en la actualidad.

Por eso el alcalde Eric Adams decidió invertir $111 millones en los 11 hospitales públicos de esta ciudad. Parte del dinero proviene del gobierno federal (FEMA). Además de $27 millones provenientes de Goldman Sachs en préstamos para hospitales privados.

También se destinarán recursos para incrementar el personal del Departamento de Salud e Higiene Mental.

“Hay miedo e incertidumbre en la población, necesitamos ser positivos e invertir en nuestros hospitales para vencer esta pandemia”, dijo el alcalde Adams.

Uno de los mayores problemas es la escasez de personal porque tanto doctores como enfermeras están siendo infectados y no pueden trabajar. Por eso se redujo de 10 a 5 días la cuarentena de aquellas personas que den positivo al Coronavirus. El objetivo es no volver a cerrar las ciudades.

Tanto el doctor Chokshi como el alcalde Adams insisten que aplicarse las tres vacunas es la principal arma para combatir esta pandemia, además de vestir un buen tapabocas, lavarse las manos con frecuencia y guardar la distancia.

Los casos de Coronavirus están aumentando, al igual que las hospitalizaciones, pero no tanto el número de personas que necesitan oxigeno y mucho menos los que mueren.

“La situación no es tan alarmante como el año pasado”, dijo el doctor Chokshi.