La artista cubana Tania Bruguera, fundadora del Movimiento Inmigrante Internacional en Corona, Queens, recibió de regreso su pasaporte. Bruguera fue arrestada en La Habana a comienzos de este año por tratar de realizar una protesta artística de micrófono abierto en la Plaza de la Revolución.

“No voy a dejar Cuba hasta no tener un documento en mis manos que legalmente me garantice que puedo regresar sin problema alguno”, dijo Bruguera. Las autoridades cubanas le prometieron ese documento para los próximos días. El pasaporte cubano es el único que posee Bruguera, quien no ha querido convertirse en ciudadana estadounidense.

“Mi argumento nunca ha sido abandonar Cuba, mi argumento es trabajar para que haya libertar de expresión y protestas en Cuba, y que aquellos que usen la violencia contra los que piensen diferente a nivel político sean penalizados. En Cuba la gente debe sentirse libre de decir lo que piensan sin temor a perder sus trabajos o estatus universitario, sin el temor a ser marginalizados o encarcelados”, dijo la artista Bruguera.

“Anhelo que algún día durante una protesta la policía se sienta orgullosa de la pluralidad de pensamientos. Mi argumento propone amnistía y la eliminación del concepto de prisionero político, para que nadie vuelva a ser encarcelado por pensar. Nunca quiero mirar a los ojos de Cuba y ver el temor de decir lo que piensa o el pánico a expresarse… Mi argumento siempre ha tenido raíces en la necesidad de una campaña por la instrucción cívica para que cada cubano sepa sus derechos de ciudadano y los defienda”.

La campaña de Bruguera bajo el lema #YoTambienExijo (I Also Demand) “seguirá luchando por los derechos en Cuba y latinoamérica bajo la convicción de que estos derechos humanos están por encima de cualquier partido político, gobierno, religión o nación”.