“Nuestros parques no están a la venta y este lugar no está destinado a ser un centro comercial. En una ciudad en donde escasea el espacio público, entregar este parque es una traición a la confianza pública”, dijo el senador demócrata Tony Avella al conocer la decisión de la Corte de Apelación del Estado de Nueva York de parar en seco la construcción de un centro comercial en el estacionamiento de CitiField del estadio de los Mets.

El proyecto de construcción se llama Willets West y se basa en una ley de 1961 que permitió la construcción del Shea Stadium de los Mets. La demanda del senador Avella y de activistas comunitarios, presentada en febrero del 2014, argumentó que esa tierra pertenece al Parque Flushing y que por eso es necesario buscar primero la aprobación del estado, algo que no se hizo.

En agosto del año pasado la Corte Suprema del Estado de Nueva York decidió que la construcción del centro comercial en Willets West es legal. Sin embargo, la decisión de esta semana de la Corte de Apelaciones le halla la razón al senador Avella y a los otros demandantes.

“Ganamos”, dijo Marty Kirchner, activista comunitario, uno de los demandantes y quien también se ha opuesto a la expansión del BID de la Calle 82 a la Avenida Roosevelt. “Es una gran noticia para la comunidad”.

Esta es la segunda corte en importancia en este estado y los cuatro jueces que la componen votaron por unanimidad en contra de los dueños del equipo de béisbol de los Mets y de Related Companies, los constructores de este centro comercial.

En enero del 2013 hubo una reunión de los abogados de Related Companies y activistas comunitarios en la Parroquia de la iglesia San Sebastián de Woodside, Queens, para discutir la construcción en los alrededores de CitiField. “Recordemos que Willets Point y la zona en donde está el estadio no es parte del Parque Flushing”, dijo Ethan Goodman, gerente de este proyecto. “Nuestro proyecto no tocará este parque que ustedes tanto aman, ni le quitaremos espacios comunitarios”.

Pero lo cierto es que el estadio CitiFields de los Mets, incluyendo su estacionamiento, son parte del Parque Flushing. Es decir, propiedad de los residentes de la ciudad de Nueva York.

Convertir un parque de la ciudad en otra cosa se llama “alienación” y requiere la autorización del estado. El senador Avella es el líder de esta lucha, mientras que los tres políticos latinos de esta zona, la concejal Ferreras, el asambleísta Moya y el senador Peralta, al igual que algunas organizaciones comunitarias, se han hecho los de la vista gorga o han apoyado este proyecto.

“Nuestra decisión se enfocó en el estadio y solo en el estadio”, dijo la jueza Angela Mazarelli en la decisión unánime de la Corte de Apelaciones. “No hay bases para interpretar que se autoriza la construcción de otra estructura desconectada del estadio”. Los dueños de los Mets y Related Companies dijeron que planean apelar la decisión de esta Corte de Aplaciones.

El centro comercial Willets West está conectado al desarrollo de Willets Point en conjunto, bajo la empresa Queens Developement Group (QDG). Esta empresa planea construir un centro comercial de 1.4 millones de pies cuadrados con un estacionamiento de seis pisos. La ciudad de Nueva York le dio a QDG un total de 47 acres por un dólar y con la aprobación del Concejo, grupos sindicales y organizaciones comunitarias.

Javier Castaño