El centro de pruebas del Hospital de Elmhurst el 21 de marzo de 2020. Foto Christine Chung/THE CITY

La concentración más alta de casos de COVID-19 en la ciudad de Nueva York se encuentra entre los residentes de Jackson Heights, Corona y Elmhurst, en Queens, según estadísticas de salud recién publicadas.

Este artículo fue publicado originalmente por THE CITY el 2 de abril de 2020.

Por Ann Choi, Josefa Velásquez y Will Welch, THE CITY

En esa zona vive una gran cantidad de trabajadores de la construcción, gastronómicos y de limpieza, así como otros servicios que siguieron funcionando luego de que comenzara la epidemia, incluso después de que otros negocios cerraran o pasaran a funcionar remotamente para evitar la propagación de la enfermedad.

“Los trabajos en el sector de servicios en general ponen a los obreros en contacto cercano con los demás neoyorkinos”, dijo Jonathan Bowles, director ejecutivo del Centro para un Futuro Urbano (Center for an Urban Future), quien recientemente analizó el impacto del coronavirus en empleados que laboran fuera de Manhattan.

“Cuando estás en una oficina y te puedes dar el lujo de cerrar la puerta, quizás puedes estar un poco más protegido que cuando estás sirviéndole la comida a alguien, manejando un taxi o trabajando en un salón de uñas”, agregó.

En tres vecindarios de Queens, más de 2,601 personas han dado positivo en la prueba, es decir,  9 de cada 1,000 residentes, de acuerdo a informes actualizados de la ciudad. En la ciudad en general, para el 31 de marzo la cifra era de 5 de cada 1,000 residentes, o 38,904 personas.

Según datos de la oficina del censo, en estos barrios un 38% de la población trabajadora labora en preparación y servicio de comida, cuidado y servicios personales – incluyendo cuidado de niños y de ancianos – o en las industrias de la construcción y mantenimiento.

A nivel de la ciudad, la cifra es de 18%.

Al analizar los nuevos datos, THE CITY encontró además que las pruebas se han efectuado en los diferentes barrios de forma consistente. La cantidad de pruebas hechas en cada zona postal es proporcional a su población. Esto sugiere que la alta incidencia de casos identificada en el norte y centro de Queens representa una epidemia real y no es el resultado de más pruebas.

¿Por qué Queens?

El Hospital de Elmhurst, que colinda con Jackson Heights al norte, Corona al este y Elmhurst al sur, ha sufrido fuertemente el impacto del aumento de pacientes en busca de tratamiento.

El hospital-escuela suele contar con equipo para lidiar con entre 15 y 20 pacientes en condición crítica entre su unidad de cuidado intensivo y su unidad de cuidado intermedio, conocida como “stepdown”.

Mitchell Katz, director ejecutivo del sistema de salud pública NYC Health + Hospitals, dijo el miércoles que, en los últimos 10 días, el número de camas para cuidado intensivo del Hospital de Elmhurst se ha incrementado a 111 para intentar acomodar a los enfermos de COVID-19.

Normalmente, dijo, esta gestión hubiera tomado entre seis meses y un año.

Katz añadió que esta avalancha de pacientes de COVID-19 ha abrumado al hospital, y ha obligado a trasladar a otras facilidades de la ciudad a 193 pacientes que no requerían cuidado intensivo, y 43 que sí.

“No solo el Hospital de Elmhurst” ha sido golpeado, dijo, sino todo Queens. El condado carecía de la cantidad de camas de hospital que necesitaba desde antes de la crisis que ha creado este virus.

“Queens tiene la mitad de camas de hospital por cada mil personas que Manhattan”, dijo Katz.

Registros del Departamento de Salud del estado indican que Queens tenía 1.68 camas de hospital por cada 1,000 habitantes antes de la epidemia, ocupando el último lugar en la lista de condados, justo después de Brooklyn.

Katz se refirió a las dinámicas residenciales de algunos barrios de Queens al teorizar sobre la razón para la gran cantidad de casos del virus en ciertas áreas.

“Sabemos que, por causa de la pobreza, muchas familias de Queens viven hacinadas”, dijo. “O sea que, aunque la ciudad esté practicando distanciamiento social, puede que haya varias familias viviendo en un mismo apartamento pequeño. Eso hace más fácil entender por qué está habiendo tanta transmisión de COVID allí”.

Hasta el momento, el coronavirus ha cobrado la vida de 1,374 personas en la ciudad de Nueva York, un tercio del total de víctimas mortales en Estados Unidos. La ciudad ha registrado 45,000 casos; o sea, uno de cada cinco a nivel nacional.