En la noche del martes pasado se dio comienzo a la edición 13ra de la Copa Oro Concacaf 2015. En el Toyota Stadium de Texas se dieron cita para el primer turno de una doble jornada las selecciones de Panamá y Haití, siendo este el partido inaugural del torneo.

Durante el periodo inicial se lo vio a Panamá mucho más ambicioso con respecto a Haití. A los 43′ el arquero haitiano Placide fue exigido con un remate que salió apenas desviado. No obstante, minutos más tarde la valla Panameña tuvo su momento de zozobra cuando sobre la línea alcanzó a despejar Antonio Machado lo que parecía ser la apertura del marcador.

Recién a los 55′ Panamá pudo anotar el primer gol del encuentro, cuando el jugador Alberto Quintero aprovechó un error defensivo y envío el balón Nike a las redes. A pocos minutos de finalizar el partido y cuando todo hacia pensar que Panamá se llevaría los tres puntos, en los pies de Dinckens Nazon nace el empate de Haití (iban 86 minutos de juego), poniendo la cifra definitiva al encuentro. Si los panameños quieren progresar en el torneo, deberán estar mas concentrados durante los 90′ de juego, pues distracciones como la de anoche se pagan caro.

GABRIEL CORTEGGIANO logo

Honduras vs. EE.UU.
A segundo turno jugaron los locales Estados Unidos frente a su homónimo hondureño, cerrando la presentación del grupo A.  La victoria fue para el dueño de casa 2-1 y nada más. Dos veces anoto Clint Dempsey (se lo noto falto de fútbol), a los 25′ capturando un rechazo defensivo para vencer al arquero Anthony lozano y a los 64. Cinco minutos más tarde llego el descuento de Honduras a cargo del recientemente ingresado Carlos Disca.

Fue un partido muy mal jugado, donde la pelota volaba por el aire como un «drone», (a ninguno de los jugadores le venía la idea de poner el balón contra el piso para tratar de juntar posibles receptores e hilvanar 3 pases seguidos). Klinsmann tendrá que trabajar muy duro para ajustar muchas piezas en el funcionamiento grupal si quiere llevar a los Estados Unidos  a ganar su 6ta Copa Oro.

El próximo viernes jugarán Estados Unidos y Haití, mientras que lo propio harán Panamá y Honduras.