Vacunarse es la mejor arma contra el sarampión.

El Departamento de Salud anunció hoy que el número de casos de sarampión ha aumentado a 390, incluyendo dos mujeres embarazadas, una de las cuales fue diagnosticada con la infección a mediados de abril. De los 390 casos, 323 (83 %) han ocurrido en Williamsburg (en los códigos postales 11205, 11206, 11211, 11249), que se encuentra bajo una orden de emergencia que exige la vacunación contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR, por sus siglas en inglés) desde el 12 de abril.

Un pequeño número de casos han ocurrido fuera de estos vecindarios, pero hasta la fecha no han resultado en una transmisión sostenida del sarampión. Doce individuos han recibido citaciones por no cumplir con la orden de emergencia desde que la Ciudad comenzó a emitir citaciones la semana pasada. Cualquier persona que reciba la citación tiene derecho a una audiencia, y si el oficial de la audiencia confirma la citación, se le impondrá una multa de $1000. Si no se presenta a la audiencia o no responde a la citación, se le impondrá una multa de $2000.

La comisionada de Salud, la Dra. Oxiris Barbot, declaró: «Ahora hemos identificado a dos mujeres embarazadas que han contraído el sarampión. Estos casos son un recordatorio claro del por qué los neoyorquinos deben vacunarse contra el sarampión tan pronto como sea posible. Cuando no nos vacunamos, ponemos en riesgo a nuestros amigos, familiares, vecinos, compañeros de clase y conciudadanos neoyorquinos. Volvemos a pedir con urgencia a cada uno de los neoyorquinos, especialmente a los que viven en las zonas afectadas que, por favor, a menos que tengan una afección médica que les prohíba hacerlo, se vacunen».