Desde la izquierda, Costa Constantinides, Elizabeth Crowley, Anthony Miranda, James Quinn, Donovan Richards y Jimmy Van Bramer. Foto Javier Castaño

El debate entre los candidatos que aspiran a la presidencia de Queens fue aburrido y monótono. Sus respuestas fueron predecibles. Excepto por las intervenciones del concejal Donovan Richards y el ex policía Anthony Miranda.

Si la ciudad de Nueva York va por el camino de la transformación y el movimiento progresista, candidatos como el ex fiscal James Quinn están obsoletos. Quinn no está de acuerdo con la reforma al sistema de justicia “porque dejaríamos salir bajo fianza a criminales con récord y cerraríamos Rikers Island para reubicar criminales en vecindarios como Kew Gardens y eso no está bien”.

Quinn también desea que los agentes de inmigración (ICE) puedan entrar a arrestar criminales en las cortes “en lugar de tener que hacerlo en las calles”. Richards le cayó encima a Quinn como a pillo de película. Inclusive el candidato Jimmy Van Bramer dijo que “tenemos que hacer por Queens algo mejor que lo planteado por Quinn”.

Este debate fue el pasado 14 de enero, organizado por Sunnyside Community Service y tuvo como moderadores a Yudy Zangwill y Christian Murray.

En cuanto al tema de Amazon, que retiró su propuesta de construir una sede en Long Island City, la candidata Elizabeth Crowley dijo que le dio su apoyo, mientras que Van Bramer dijo que le quitó el apoyo a Amazon porque significa desplazamiento (gentrification), como si la gentrificación fuera algo nuevo en ese vecindario. Trate de mudarse a LIC para que sepa lo costoso que es, además de lo sobrepoblado. Van Bramer ha sido parte de ese proceso, a pesar de declararse progresista y un “insurgente político”. Le hace falta pelo pal’ moño.

Costa Constantinides, al igual que la mayoría de los seis candidatos que participaron en este debate, dijo estar a favor de la protección del medio ambiente y la consecución de nuevos trabajos sindicalizados. Todos dijeron estar a favor de reformar las juntas comunales, reducir la sobrepoblación escolar, incluir la voz del pueblo en las decisiones, frenar la construcción desenfrenada, mejorar el transporte e impulsar la diversidad e inclusión en Queens. Frases de cajón.

Hasta que le tocó el turno a Miranda: “Todos ustedes, excepto Richards, han tenido la oportunidad de reformar y traer justicia a Queens, pero no han hecho nada al respecto. Ustedes son simples políticos de partido que han excluido la voz pueblo. Ahora que son candidatos, entonces hablan de justicia y participación, cuando no han movido un dedo en el pasado para aliviar la situación”.

Las elecciones especiales para elegir al nuevo presidente de Queens son el martes 24 de marzo. El puesto quedó vacante después que Melinda Katz obtuvo la posición de fiscal de Queens esgrimiendo la bandera progresista y prometiendo reformar la justicia.

Javier Castaño