El presidente de la legislatura estatal de Nueva York, Sheldon Silver, fue arrestado el jueves y acusado de aprovechar su posición como uno de los políticos más poderosos del estado para cobrar millones de dólares en sobornos y hacerlos pasar por ingresos legítimos.

Silver, de 70 años, fue arrestado a las 08:00 horas en la oficina neoyorquina del FBI, confirmó el vocero de la fuerza federal, Peter Donald. Debe responder a cargos de soborno y asociación delictiva, entre otros, que conllevan una pena posible de 100 años de prisión, según publica The Associated Press.

En la denuncia penal, las autoridades dijeron que Silver abusó de su poder y «obtuvo unos cuatro millones de dólares en pagos registrados como honorarios de abogado mediante el uso corrupto de su posición oficial».

El abogado de Silver, Joel Cohen, dijo que los cargos «carecen de mérito». «El señor Silver no ve la hora de responder a ellos en la corte y finalmente ser exonerado», dijo Cohen en un comunicado.

La comparecencia estaba prevista para las próximas horas del jueves.

Asambleísta demócrata del estado de Nueva York, Sheldon Silver.

Asambleísta demócrata del estado de Nueva York, Sheldon Silver.

El arresto provocó estupor en el Capitolio neoyorquino al comenzar un nuevo período de sesiones. En la víspera, Silver había compartido el estrado con el gobernador Andrew Cuomo durante el discurso sobre el Estado del Estado.

El fiscal federal Preet Bharara se hizo cargo de los archivos de la comisión anticorrupción clausurada por Cuomo en abril. En octubre había dicho que continuaban las investigaciones sobre sobornos en el gobierno estatal.

La comisión y Bharara investigaban las ganancias de los legisladores aparte de sus sueldos. Los ingresos de Silver son desde hace tiempo objeto de discusión. El año pasado reportó ingresos por 750 mil dólares por su trabajo legal, principalmente con la firma litigante Weitz & Luxenberg.