AARP aplaude la nueva ley que corona un esfuerzo de dos décadas

Los familiares y amigos que crían a 200,000 niños que no son sus hijos en Nueva York —en forma desproporcionada, afroamericanos, y en su mayoría, abuelos— ahora tienen estatus legal como “parientes cuidadores de menores” según una nueva ley firmada por el gobernador Andrew Cuomo.

La ley corona dos décadas de esfuerzos en la defensa de derechos en nombre de los familiares cuidadores por parte de AARP, el NYS Kinship Navigator, la KinCare Coalition y otros, y fue una de las recomendaciones formuladas en el informe Disrupt Disparities:Kinship Care in Crisis. El informe, publicado a principios de este año por AARP New York, la NAACP del estado de Nueva York, la New York Urban League, la Hispanic Federation y la Asian American Federation, forma parte de la iniciativa “Disrupting Racial Ethnic Disparities” del grupo, actualmente en curso.

El presupuesto estatal del 2021-22 también restableció totalmente los fondos a $2,539,250 para los 14 programas locales de menores cuidados por parientes en Nueva York (que prestan servicios a 25 condados) y el programa estatal Kinship Navigator (que presta servicios al resto) para proporcionar información, recomendaciones y programas educativos para parientes cuidadores, el programa Kinship Guardian Assitance Program y otros servicios.

El informe “Disrupt Disparities” recomendó el restablecimiento de los fondos después de que los legisladores estatales recortaran casi $1 millón de la financiación de esos programas el año pasado, lo que obligó a la Oficina Estatal de Servicios para Niños y Familias a redirigir fondos por una única vez para salvar la brecha.

El proyecto de ley (A3496-Hevesi/S54-Persaud) firmado por el gobernador define legalmente a los parientes cuidadores como padrastros, padrinos, vecinos y amigos de la familia “que actúan como padres” para niños cuyos propios padres no pueden o no están dispuestos a criarlos. Esos cuidadores deben tener ya sea una relación de parentesco de sangre con el niño o con un medio hermano del niño, una relación por matrimonio o adopción, o “una relación anterior positiva con el niño, un medio hermano del niño o el padre o la madre del niño”.

“Los familiares y amistades que crían a niños sin ser sus padres realizan una labor heroica, no solo para su familia sino para la sociedad”, señaló Beth Finkel, directora estatal de AARP New York. “AARP New York agradece al gobernador Cuomo por firmar esta nueva ley, y al asambleísta Andrew Hevesi y la senadora Roxanne Persaud por su liderazgo al patrocinar este proyecto de ley y hacerlo avanzar en la legislatura estatal”.

“Esta nueva ley deja muy en claro que estos desinteresados parientes cuidadores merecen un reconocimiento especial y deberían tener derecho a una variedad de beneficios que ayudarán a los niños a quienes cuidan y a sus familias”, dijo Gerard Wallace, un nuevo miembro del Consejo Ejecutivo integrado por voluntarios de AARP New York y exdirector del NYS Kinship Care Navigator.

“Estoy sumamente orgulloso de que esta legislación se haya convertido en ley”, dijo el asambleísta Andrew Hevesi. “La definición clara del término “parientes” dará lugar a mayores beneficios, apoyos y derechos para nuestros cuidadores familiares. Los cuidadores que no son parte de la familia deberían recibir los mismos beneficios que los cuidadores con parentesco de sangre; ahora los recibirán”.

“Los muchos abuelos y otros parientes cuidadores en todo Nueva York tienen un trabajo muy difícil”, dijo Hazel N. Dukes, presidenta de la NAACP del estado de Nueva York. “Su nueva categoría legal debería ayudar a asegurar que los niños que aman y cuidan, y sus familias, reciban los beneficios y servicios que necesitan. La NAACP aplaude esta nueva ley, largamente demorada”.

“Los parientes cuidadores son un recurso invaluable para las familias, ya que proporcionan estabilidad y permanencia esenciales para los niños que no pueden vivir con sus padres”, dijo Rae Glaser, directora del NYS Kinship Navigator. “Esta definición legal asegurará que todos los parientes cuidadores sean reconocidos y tengan acceso a los apoyos y beneficios a los que tienen derecho. Agradecemos el apoyo del asambleísta Hevesi y la senadora Persaud, que han sido durante mucho tiempo defensores del cuidado familiar de menores, así como del gobernador Cuomo por firmar el proyecto de ley”.

“Es fundamental que eliminemos todos los obstáculos para que nuestros parientes cuidadores tengan acceso a asistencia legal y de vivienda, cuidado infantil y otros beneficios, o incluso inscribir a los niños a quienes cuidan en la escuela o llevarlos al médico”, dijo Arva Rice, presidenta y directora ejecutiva de la New York Urban League. “La New York Urban League aplaude esta nueva ley por finalmente proporcionar a los parientes cuidadores de menores el carácter legal que necesitan para realizar esta labor de amor inestimable sin tener que enfrentarse a posibles barreras burocráticas, y por reconocer que hace falta toda una aldea para criar a un niño”.

“En la comunidad asiático-estadounidense hay una gran cantidad de abuelos que cuidan de niños identificados como “niños satélite”, dijo Jo-Ann Yoo, directora ejecutiva de la Asian American Federation. “Esta nueva ley reconoce a estos parientes cuidadores, a menudo invisibles, que desempeñan un papel tan importante en mantener unidas a las familias”.

“Hispanic Federation aplaude al gobernador Cuomo por haber firmado esta importante ley”, dijo Diana Caba, vicepresidenta adjunta de Política y Compromiso Comunitario de Hispanic Federation. “Otorgar a los parientes cuidadores una sólida posición legal es fundamental para asegurar que estas familias tengan acceso a información y recursos para ayudarlas a proporcionar hogares estables y felices en todo el estado de Nueva York”.

AARP New York y sus colaboradores esperan que la nueva ley ayude al estado de Nueva York a abordar estos graves problemas identificados en su informe:

  • Solo el 15% de los niños que reúnen los requisitos en Nueva York reciben la subvención especial mensual “Non-Parent” federal de aproximadamente $480.
  • A nivel nacional, uno de cada cinco niños afroamericanos o negros vivirá en un hogar bajo el cuidado de un familiar que no es uno de sus padres; esto es más del doble del promedio de uno de cada 11 niños.
  • El 21.1% de los abuelos cuidadores de niños en el estado de Nueva York tienen ingresos inferiores al umbral federal de pobreza, y la mitad de las abuelas solteras que crían a sus nietos viven en la pobreza (las abuelas tienen más probabilidades de ser cuidadoras que los abuelos).
  • Menos de un tercio de los hogares encabezados por abuelos que reúnen los requisitos para ello, reciben asistencia para la vivienda.
  • Los cuidadores mayores que tienen a su cargo niños que no son sus hijos tienen aún menos probabilidades que otros residentes del estado de bajos ingresos de conocer las ayudas a las que podrían acceder, entre ellas, asistencia de vivienda, ayuda legal, beneficios económicos, cuidado infantil y la subvención para cuidadores que no son los padres (conocida como “Non-Parent Grant”, cuyos trámites de solicitud son complejos y prolongados y cuyas pautas de acceso varían de un condado a otro). Tampoco conocen cómo solicitar dichas ayudas, y muchos de estos cuidadores no se sienten cómodos usando internet o completando solicitudes en línea.
  • Por carecer de la autoridad legal para inscribir a los niños en la escuela, tomar decisiones sobre sus estudios o atención médica, llevarlos al médico u obtener documentos como el acta de nacimiento, es posible que las familias no logren una situación estable.

A pesar de todos estos obstáculos, el 46% de los abuelos que crían a sus nietos llevan por lo menos cinco años cumpliendo esta función. Y los abuelos y otros parientes que cuidan de niños tienen mayores probabilidades de proporcionar un hogar permanente y de ayudar a los niños a mantener sus lazos con los hermanos y otros familiares, al tiempo que les permiten sentirse vinculados con un sentido de identidad cultural. Estos factores llevan a mejores resultados de salud mental y conductual en el corto plazo, así como a la reducción de consecuencias adversas de salud en la edad adulta.

Los familiares cuidadores de menores de edad están criando a unos 195,000 niños en el estado de Nueva York, y el 96% de ellos lo hacen al margen del sistema de cuidado adoptivo temporal, lo que dificulta su acceso a los recursos, apoyos y beneficios que reciben los padres de cuidado temporal.

Aproximadamente el 65% de todos los familiares cuidadores de menores en Nueva York son abuelos que cuidan de sus nietos: aproximadamente 120,376 abuelos, según revela la encuesta American Community Survey.

Además de instar al estado a definir a los “parientes cuidadores” en la ley y a financiar completamente los programas y servicios, AARP New York y sus colaboradores hicieron las siguientes recomendaciones:

  • Duplicar el número de niños inscritos en la subvención “Non-Parent Grant” al 30% de los menores que reúnen los requisitos mediante un aumento en la capacitación del personal del estado y en la educación comunitaria para asegurar que las familias estén al tanto de este y otros beneficios que tienen derecho a recibir.
  • Priorizar la asistencia de cuidado infantil para los familiares cuidadores de menores que también trabajan.
  • Otorgar la designación de “población especial” para la construcción de viviendas para parientes cuidadores de menores y flexibilizar los requisitos para la asistencia de vivienda cuando estos cuidadores acogen a los niños en sus hogares.
  • Financiar servicios legales relacionados específicamente con la situación de los parientes cuidadores de menores en todos los centros urbanos principales.
  • Regular el uso de “arreglos para el plan de seguridad”, al verificar que las dependencias de bienestar infantil realicen un seguimiento exhaustivo con los padres, los niños y los parientes cuidadores.
  • Explorar las posibles oportunidades de recibir apoyo por medio del National Family Caregiver Support Program, una iniciativa del Gobierno federal destinada a brindar apoyo a los cuidadores.

Síguenos en Twitter:  @AARPNY y Facebook: AARP New York