Por: Roger Rivero

Me disgusta tener que dedicar algunas líneas en este artículo, a algo más que no sea el auto que reseñamos este mes, el Kia Sedona. Es imperioso sin embargo, que mencione el actual escándalo de Volkswagen. Como periodista, me siento doblemente traicionado y de igual forma compadecido por los que han sido victimas del engaño, y por todos los que económicamente dependen de la compañía para la prosperidad de sus familias. Les faltó integridad y ahora tendrán que pagar un alto precio.

Volviendo a una de las categorías de autos más compradas por los hispanos, los mini-van o van, Kia ha rediseñado completamente su edición 2015, para seguir echando batalla en un sector tradicionalmente ocupado por fuertes y casi exclusivos competidores como el Toyota Sienna, Honda Osyssey o Chrysler Town & Country. Como ha demostrado el fabricante coreano antes, para competir hay que invertir, y la nueva Sedona ha sido reinventada “de pies a cabeza”. Trae mejor estructura del chasis, nuevo motor, mejor seguridad, nuevo sistema de asientos y sistema de información y entretenimiento. Kia ha puesto mucho cuidado en lograr que el Sedona posea una marcha silenciosa, y lo ha logrado. El auto es mucho más “callado” que su antecesor, acercando la condición de manejo a los estándares japoneses de sus competidores.

Llevé al Sedona SX-L en un recorrido familiar de más de 150 millas en un solo día, para poder compilar las opiniones de todos sobre el auto. Mis padres de 80 y 84 años felices, con sus asientos de primera clase, similares a los del área de negocio en los aviones. Comodidad no faltó incluso para mi cuñada, relegada al último asiento junto a los avituallamientos. Si bien en nuestra excursión no llevábamos mucho peso extra, una de las cualidades que más me complació de la Sedona fue la fuerza del motor, un V-6 de 3.3 Litros y 276 caballos, armoniosamente manejado por una caja de velocidad de 6 velocidades con Overdrive y Sportmatic.

El interior de 2015 Kia Sedona es amplio y confortable.

El interior de 2015 Kia Sedona es amplio y confortable.

Cuatro versiones diferentes pueden ser encontradas en la Sedona (L-LX-EX-SX y Limited) con precios que van desde los $26,100 en la L, hasta los $39,700 para la edición limitada. Aunque los niveles de acabado más altos de la Sedona incluyen prestaciones muy tentadoras, el modelo básico trae sus atrayentes, entre ellos, control de audio en el volante, espejos laterales con repetidor de señal de giro, tapicería resistente a la suciedad, control de clima delantero y trasero, y una tercera fila de asientos plegables.

En nuestra opinión, la mejor elección seria la Sedona EX, que por poco menos de $33,000 trae suficientes prestaciones como para hacer felices a los miembros de la familia.

¿Que busca una familia cuando decide comprar un van? Comodidad, seguridad, rendimiento y economía. Kia ofrece una acertada respuesta a estos requerimientos, con un van familiar que no es segundo de nadie.