Vacunar a sus hijos es tan importante como alimentarlos bien.

Las escuelas públicas o los parques pueden ser fuente de contagio de enfermedades. Una de las mejores maneras de cuidar a sus hijos es asegurarse de que tengan todas las vacunaciones.

1-La inmunización puede salvar la vida de su hijo. Gracias a los avances en la ciencia médica, su hijo puede estar protegido contra más enfermedades como nunca antes. Algunas enfermedades que mataron a miles de niños, han sido erradicadas completamente y otras están cercanas a la extinción. La polio ya fue eradicada.

2-La vacunación es muy segura y eficaz. Las vacunas solo se administran a los niños luego de análisis largos y cuidadosos realizados por científicos, médicos y profesionales. Aunque pueden provocar algunas molestias y dolor, enrojecimiento o sensibilidad en el lugar donde se aplica.

3-La inmunización protege a otras personas importantes para usted. Los niños de EE.UU. siguen contrayendo enfermedades prevenibles mediante vacunas. De hecho, hemos tenido resurgimientos de sarampión y tos ferina durante los últimos años. Desde el año 2010, han habido entre 10,000 y 50,000 casos de tos ferina cada año en los Estados Unidos y aproximadamente 10 a 20 bebés, muchos de los cuales eran demasiado pequeños para recibir todas las vacunas, murieron cada año.

4-Con las inmunizaciones su familia puede ahorrar tiempo y dinero. A un niño con una enfermedad prevenible mediante vacunas le pueden negar la asistencia a escuelas o instituciones de cuidado infantil.

5-La inmunización protege a generaciones futuras. Las vacunas han reducido y, en algunos casos, erradicado muchas enfermedades que mataron o provocaron graves discapacidades a personas de solo algunas generaciones anteriores. Por ejemplo, la vacunación contra la viruela erradicó la enfermedad en todo el mundo.

Fuente: HHS.gov