Cartel oficial de la película.

Después de diez años de magia finalmente llegó la última entrega de la saga del joven y popular mago: Harry Potter.

Para alegría de los millones de cinéfilos que disfrutan de las historias de Potter, el séptimo y último libro fue divido en dos partes, por lo que aún habrá que esperar hasta julio de 2011 para poner punto final a esta saga. La primera parte de esta última saga comienza esta semana para el deleite de sus seguidores

En Harry Potter y las reliquias de la muerte, el trío entre Harry, Hermione y Ron decidió no volver al colegio Hogwarts para magos para ir en busca de los horrocruxes, los receptáculos donde el malvado Voldemort guarda partes de su alma para mantenerse inmortal.

La cinta está cargada de increibles efectos especiales, acción y detalles digitales que mejoran en cada entrega.

SU HISTORIA Y PRODUCCION

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (título original en inglés: Harry Potter and the Deathly Hallows) es el séptimo y último libro de la serie de novelas de Harry Potter, escrito por la autora británica J. K. Rowling. El libro se publicó el 21 de julio de 2007, cerrando la serie que empezó diez años antes con la publicación de Harry Potter y la piedra filosofal en 1997. Este último libro narra los acontecimientos que siguen directamente al libro anterior: Harry Potter y el misterio del príncipe —de 2005—, y concluye con el enfrentamiento final, largamente esperado, entre Harry Potter y sus aliados, y el mago oscuro Lord Voldemort y sus sirvientes, los Mortífagos.

La editorial Bloomsbury publica Deathly Hallows en el Reino Unido, su país de origen. Esta edición y la estadounidense se lanzaron globalmente en 93 países. El libro rompió récords de ventas, convirtiéndose en el libro más rápidamente vendido de todos los tiempos. A las 24 horas de su publicación se habían despachado ya más de once millones de copias. El récord anterior, nueve millones en el primer día, lo había obtenido su predecesor.[2]

La Editorial Salamandra, dueña de los derechos de publicación del libro en español, publicó el libro en América Latina, España y Estados Unidos el 21 de febrero de 2008. El mismo día se publicaron además las ediciones en catalán y gallego. Esta edición tuvo una tirada inicial de aproximadamente un millón y medio de ejemplares.

Historia pre-publicación

Elección del título

Poco después de anunciar el título definitivo, Rowling anunció que había considerado tres posibles titulares para el libro.[4] [5] El 21 de diciembre de 2006, Rowling reveló el título final a través de un «ahorcado» de temática navideña en su sitio oficial y fue confirmado por la editorial poco después.[6] Cuando se le preguntó acerca de los otros dos títulos descartados, Rowling mencionó Harry Potter and the Elder Wand y Harry Potter and the Peverell QuestHarry Potter y la varita de saúco y Harry Potter y la búsqueda de los Peverell, respectivamente—.

Finalización del libro

Rowling completó el libro mientras se hospedaba en el Balmoral Hotel de Edimburgo, en enero de 2007 y dejó una marca en un busto de mármol de Hermes en su habitación que decía: «JK Rowling terminó de escribir Harry Potter and the Deathly Hallows en esta habitación (652) el 11 de enero de 2007».[8] En declaraciones en su sitio web, ella dijo: «Nunca sentí esta mezcla de emociones extremas en mi vida, nunca soñé que podría sentirme con el corazón roto y eufórica al mismo tiempo». Comparó sus sentimientos mixtos con aquellos expresados por Charles Dickens en el prefacio de su edición de 1850 de la novela David Copperfield, «una tarea imaginativa de dos años de la cual —añadió— yo sólo puedo suspirar, intenta con diecisiete años, Charles…». Terminó su mensaje con «Deathly Hallows es mi favorito, y la manera más maravillosa de terminar la serie».[9]

Cuando se le preguntó acerca de la publicación del libro próximo a venir, Rowling declaró que no podría cambiar el final incluso aunque lo quisiera. «El argumento de estos libros ha estado escrito durante tanto tiempo, y con seis libros ahora, todos ellos dirigen a una cierta dirección. Así que realmente no puedo». También comentó que el último volumen se relacionaba cercanamente con el libro anterior de la serie «casi como si fuesen dos mitades de la misma novela».[10] Ha dicho que el último capítulo del libro fue escrito «alrededor de 1990» como parte de un trabajo muy preliminar de la serie.[11]

Filtraciones

En un pedido público, Rowling solicitó a quienes consiguiesen información del contenido del último libro, no la divulgaran, con el objetivo de evitar echar a perder la experiencia a otros lectores.[12] Para este fin, Bloomsbury invirtió 10 millones de libras en un intento de mantener el contenido de los libros seguros hasta el 21 de julio, fecha de la publicación.[13] Arthur Levine, editor estadounidense de la serie, negó distribuir copias adelantadas para críticas de prensa, pero dos periódicos de ese país publicaron críticas de cualquier forma.[14] [15]

En la semana anterior al lanzamiento, un número de textos afirmando ser filtraciones genuinas aparecieron en distintos formatos. El 16 de julio, un conjunto de fotografías representando todas las 759 páginas de la edición estadounidense se filtró en internet y fue transcrita completamente antes de la publicación oficial del libro.[16] [17] [18] [19] Las fotografías aparecieron más tarde en sitios web y en redes p2p, llevando a Scholastic a solicitar una orden de comparecencia con el objetivo de identificar una fuente.[20] Esto representó el fallo de seguridad más serio en la historia de la serie.[21] Rowling y su abogado admitieron que hubo filtraciones en línea que eran genuinas.[22] Las críticas publicadas tanto en The Baltimore Sun como en The New York Times el 18 de julio de 2007 corroboraron muchos de los elementos de la trama de estas filtraciones, y un día antes de la publicación, The New York Times confirmó que la filtración principal que circulaba era real.[23]

Scholastic anunció que aproximadamente el 0,01% de la mercancía estadounidense —alrededor de 1.200 copias— había sido distribuida tempranamente.[24] Un lector en Maryland recibió una copia del libro por correo del sitio web deepdiscount.com cuatro días antes de que fuese publicado, lo que provocó respuestas incrédulas por parte de Scholastic y Deepdiscount. Scholastic declaró inicialmente que se había tratado de un «error humano» y que no iban a discutir posibles multas.[25] Sin embargo, al día siguiente, Scholastic anunció que iniciaría acciones legales contra deepdiscount.com y a su distribuidor, Levy Home Entertainment.[26] Algunos de los libros lanzados tempranamente pronto aparecieron en eBay, y hasta en un caso se pedían por una copia hasta 250 dólares estadounidenses, cuando el precio inicial eran 18 de la misma moneda.[27]

Controversias

ASDA, así como también otros supermercados del Reino Unido, aceptaron reservas del libro a un precio muy descontado. Asimismo, esta empresa también disparó una guerra de precios al anunciar que venderían el libro por sólo GB£5 la copia —frente a los GB£17,99 recomendados por la editorial—. Otras cadenas también ofrecieron el libro a precios descontados.[28]

Un caso similar se dio en Malasia, donde cuatro de las principales cadenas de librerías del país decidieron retirar el libro de sus estanterías como protesta contra los hipermercados Tesco y Carrefour.[29] El precio de venta del libro en Malasia es de MYR 109,90 (alrededor de GB£16), mientras que los antes mencionados hipermercados los vendían por MYR 69,90, unas GB£10. Esta medida de presión no tuvo el resultado esperado por las librerías, que volvieron a poner el libro a la venta en sus establecimientos.[30]

En Israel se criticó el lanzamiento del libro un sábado por la madrugada por violar el Sabbat. El ministro de Comercio e Industria, Eli Yishai declaró que «está prohibido, de acuerdo a la cultura y los valores judíos, que una cosa como esta ocurra un sábado a las 2 de la mañana. Que lo hagan otro día».[31] Yishai indicó que emitiría sanciones basadas en la Ley de horas de trabajo y descanso

Lanzamiento y promoción

Muchas librerías se decoraron con motivos de la serie para promocionar el lanzamiento de la última entrega, como esta en Rochester, Estados Unidos.

La editorial estadounidense Scholastic lanzó una campaña de marketing de varios millones de dólares y a la que dio el nombre There Will Soon Be 7 —traducido como «Pronto serán siete»—. La editorial construyó un autobús basado en el Autobús Noctámbulo de las novelas, que viajó por cuarenta librerías de Estados Unidos, y realizó un concurso basado en las siete preguntas sobre Las Reliquias de la Muerte más debatidas entre los fans.[34]

La noche del 20 de julio de 2007, se celebró en el Museo de Historia Natural de Londres el lanzamiento de Las Reliquias de la Muerte, con una firma de libros por parte de J.K. Rowling para 1.700 invitados elegidos en un sorteo realizado por la editorial británica Bloomsbury, de los cuales 500 pudieron acudir a una lectura del libro realizada también por la autora.[35] A su vez, Scholastic realizó un concurso idéntico para llevar a siete personas al evento.[36]

En octubre de 2007, Rowling realizó una gira por Estados Unidos, donde se celebraron cuatro eventos similares al de Londres. Tres de ellos estaban dirigidos a los niños y se celebraron en el Teatro Kodak de Los Ángeles, en el Auditorio Central de Convenciones Ernest N. Morial de Nueva Orleans y en el Carnegie Hall de Nueva York, respectivamente, y el otro dirigido a los fans en general, celebrado también en el Carnegie Hall y para el cual fueron sorteadas las mil entradas disponibles.[37]

La traducción de la novela al español, junto con la gallega y la catalana, fue lanzada el 21 de febrero de 2008 a las 18:30 horas, con una tirada de un millón y medio de ejemplares —la mitad para Latinoamérica y Estados Unidos y la otra mitad para España— y la celebración de fiestas y concursos en distintas librerías y centros comerciales.[38] [39]

Epígrafes y dedicatoria

Si bien todos los libros de la serie Harry Potter tienen dedicatorias, Las Reliquias de la Muerte es el único que incluye además un prólogo. Éste consta de dos citas sobre la muerte y la amistad: la primera es un pasaje de Las coéforas, una de las tragedias del escritor griego Esquilo, mientras que la segunda es de la novela More Fruits of Solitude, escrita en 1682 por William Penn, un autor cuáquero y fundador de Pensilvania, Estados Unidos. La dedicatoria de Rowling, cuyos versos están escritos en forma de rayo, está dirigida a su marido Neil Murray, a sus hijos, a su madre, a su hermana y a los lectores que han seguido la serie.

Argumento

Para más detalles sobre el argumento, véase Argumento de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.

El misterioso símbolo que representa Las reliquias de la Muerte.

Harry Potter cumple la mayoría de edad (17 años), por lo que la protección mágica que tenía en casa de los Dursley se pierde. Luego de que Lord Voldemort intentara emboscarlos, los tres protagonistas se refugian en La Madriguera, donde reciben la herencia que les dejó Albus Dumbledore: una snitch, el desiluminador, un libro de cuentos escrito en runas y la espada de Godric Gryffindor. El trío, confuso, presume que estos objetos servirán en la búsqueda de los Horrocruxes —fragmentos del alma de Voldemort que deben ser destruidos para finalmente vencerlo—. En este lugar también se celebra la boda de Bill Weasley con Fleur Delacour, donde observan en el colgante de uno de los asistentes, Xenophilius Lovegood, un extraño símbolo que se repetirá en distintas ocasiones. Tras un nuevo ataque por parte de los Mortífagos, que descubren el escondite, Harry, Ron y Hermione huyen al número 12 de Grimmauld Place.

Una vez allí, comienzan la búsqueda de los horrocruxes, que los obligará a transportarse y esconderse en distintos lugares del Reino Unido. Al quedarse sin pistas por donde continuar, buscan ayuda en el señor Lovegood, quien les explica que el símbolo que han encontrado repetidas veces representa las tres Reliquias de la Muerte: la Varita de Saúco[40] —la más poderosa del mundo—, la Piedra de Resurrección —una piedra capaz de revivir a los muertos— y la Capa de Invisibilidad, entregadas a tres hermanos que se encontraron a la Muerte en un camino. Según la leyenda, quien domine estos tres elementos se convertirá en el «amo de la muerte» y lograría la inmortalidad.

Más tarde, el grupo es capturado y llevado a la Mansión Malfoy, de donde consiguen escapar, averiguando además el paradero de otro Horrocrux. Tras obtenerlo, acuden a Hogwarts al descubrir que allí se esconde otro. Logran destruirlos y se inicia la batalla entre las fuerzas del bien y los magos oscuros. Mientras tanto, Voldemort asesina a Severus Snape, creyendo que así obtendría control sobre la Varita de Saúco, ya que creía que Snape era el amo de ésta al haber matado a Dumbledore. Snape entonces revela su verdadera lealtad —una incógnita que se mantenía a lo largo de la serie—. A raíz de las memorias que le lega este último, Harry aprende que él mismo es un Horrocrux, por lo que debe morir para derrotar al Señor Tenebroso.

En la escena final, Harry se entrega dócilmente y es víctima de la maldición asesina. Sin embargo no muere, sino que despierta en una suerte de limbo donde el espíritu de Dumbledore le explica que el Horrocrux en él había sido destruido. Además, le hace saber que Malfoy, al desarmar a Dumbledore, y por tanto derrotándole, se había convertido en el dueño de la Varita de Saúco (no Snape como creía Voldemort), y Harry se da cuenta de que él, al haberle arrebatado anteriormente por la fuerza sus varitas a Draco (derrotándolo), era el nuevo amo de la varita. Tras esto, el joven mago regresa al mundo real y reinicia la batalla, en la que Voldemort, esgrimiendo la Varita de Saúco, cae víctima de su propia maldición asesina ante la incapacidad de ésta de atacar a su verdadero amo.

El libro finaliza con un epílogo, en el que cuenta la historia de los protagonistas diecinueve años después de la Batalla de Hogwarts, ambientada en el andén 9¾ de la estación King’s Cross, cuando uno de los hijos de Harry Potter y Ginny Weasley sube al Expreso de Hogwarts para asistir a su primer año escolar.

Comentarios adicionales

En una entrevista,[41] una conversación en línea,[42] [43] en la sección Mago del mes de su sitio web y en la gira estadounidense del 2007, Rowling dio información adicional sobre el futuro de los personajes principales que eligió no incluir en el epílogo del libro.

Acerca de Harry Potter, dijo que se volvió un Auror del Ministerio de Magia, y más tarde fue nombrado Director del departamento. También posee la motocicleta de Sirius Black. Añadió que ya no puede hablar Pársel, luego de que se destruyera el fragmento del alma de Voldemort que residía en él. Ginny Weasley jugó con las Arpías de Holyhead por un tiempo, luego lo dejó para formar una familia con Harry, y se convirtió en la corresponsal de quidditch para El Profeta. Ron Weasley trabajó un tiempo en la tienda de bromas con su hermano George, pero luego decidió seguir a Harry y se convirtió en auror. Hermione Granger inicialmente trabajó para el Ministerio de Magia, en el Departamento de Regulación y Control de Criaturas Mágicas, mejorando considerablemente las condiciones de los elfos domésticos. Luego se trasladó al Departamento de Regulación de la Ley Mágica y ayuda a erradicar leyes opresivas, las cuales eran a favor de los “sangre pura”. También es la única del trío que regresó a Hogwarts para terminar su séptimo año.[44] Además, contó el destino de Voldemort: tras su muerte, fue forzado a existir en la forma mal desarrollada que Harry vio en el limbo de King’s Cross, dado que sus crímenes eran demasiado graves como para volverse un fantasma.

Por último, también reveló información sobre aspectos más amplios del universo mágico. Kingsley Shacklebolt se convierte en el nuevo Ministro de Magia. Como una de sus reformas, Azkaban ya no utiliza dementores. En Hogwarts, Slytherin dejó de ser el bastión de magos de sangre pura, aunque mantiene su reputación de artes oscuras. Hay un profesor estable de la asignatura Defensa contra las artes oscuras y Harry asiste a esa clase para dar conferencias varias veces al año.[45

Wikipedia