Stieg Larsson murió en Noviembre de 2004, a los 50 años de edad. Un fulminante ataque al corazón puso fin a su vida, días después de entregarle a su editor el manuscrito de su primer libro y mucho antes de que su trilogía “Millennium” fuera publicada. Lo que menos se imaginaba Larsson era cuán exitosos serían sus libros. En efecto, la popular saga ha vendido más de 14 millones de ejemplares a nivel mundial y han colocado a su autor en la cima del género de la novela negra. Nada malo para un escritor debutante y desconocido. El éxito ha traspado los libros hasta llegar a la pantalla grande en Europa mientras Hollywood prepara su propia versión. Asimismo, está en producción una mini serie televisiva en su natal Suecia.

De acuerdo con reportes de prensa, Larsson planeaba escribir un total de diez libros de la serie Millennium. A su muerte, dejó el manuscrito inconcluso para una cuarta novela, pero aún no está claro si será publicada.

Más allá de investigar y destapar temas como la corrupción de los políticos y hombres de negocios, de sadistas y el tráfico internacional de menores, un tema constante en la obra de Larsson es la violencia sexual y discriminación contra las mujeres, especialmente en Suecia. Larsson muestra el lado oscuro de la sociedad sueca, poco conocido fuera de sus fronteras, ya que a menudo se identifica a Suecia como un país pro igualdad de géneros y derechos de la mujer.

La trilogía Millennium, disponible en español bajo el sello Planeta, la componen: “Los hombres que no amaban a las mujeres”, “La chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina” y “La reina en el palacio de las corrientes de aire”.

En el primer libro conocemos al personaje central, Mikael Blomkvist, ex estrella del periodismo. Durante años trabajó cubriendo temas de sociología y economía para la revista Millennium. Pero en los últimos tiempos ha venido de capa caída. Un día cualquiera, recibe una llamada de Henrik Vanger, el anciano ex presidente de la firma Vanger Enterprises. Vanger propone a Blomkvist un trabajo independiente y lucrativo al que no puede negarse: investigar la desaparición de su amada sobrina, extraviada hace 40 años. Para encontrar a los culpables, Blomkvist se asocia con Lisbeth Salander, una joven experta en informática, audaz, tatuada y bisexual.

En el segundo volumen, la habilidosa Lisbeth y el intrépido periodista investigan una red de tráfico sexual. Lisbeth es acusada de tres asesinatos, lo que la obliga a huir de Estocolmo y buscar refugio temporal en el Caribe. Mikael está desconcertado con su desaparición. Cuando Lisbeth regresa a Estocolmo, le disparan en la cabeza. En el tercer libro continúan las aventuras de Mikael y Lisbeth. La trama es igual de emocionante y corta el aliento. Lisbeth sobrevive a las balas, pero aún es muy temprano para cantar victoria: sigue como principal sospechosa de los tres asesinatos y necesita un milagro para extraer la bala de su cráneo. Postrada en la cama de un hospital, no baja la guardia. Mikael sabe que la vida y la libertad de Lisbeth no dependen del sistema judicial. Él debe salvarla. ¿Qué pasará con Mikael y Lisbeth?

Sin duda la trilogía de Larsson es el fenómeno literario del momento.

Para más información sobre la saga “Millennium” y/u otros libros, por favor visite la revista www.tintafresca.us

por Marcela Álvarez