El TPS es solo para quienes ingresaron legalmente a este país.

Para miles de beneficiarios de TPS, las esperanzas de un camino hacia la ciudadanía estadounidense se frustraron este mes de junio. La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó por unanimidad que quienes ingresaron a este país de manera ilegal no pueden recibir la tarjeta verde.

Los jueces fallaron que obtener el TPS no constituye una admisión legal a Estados Unidos. Uno de los requisitos para ajustar su estado mientras vive en Estados Unidos y convertirse en titular de una tarjeta verde es haber ingresado al país legalmente.

Los nacionales de 12 países están protegidos por TPS: Haití, El Salvador, Siria, Nepal, Honduras, Yemen, Somalia, Sudán, Nicaragua, Myanmar, Sudán del Sur y Venezuela.

Rose Tilus tenía 17 años cuando su familia la envió desde Haití a vivir con un pariente en Florida hace 20 años y aún vive con miedo. “Mi pensamiento diario es, ‘¿Qué pasa si me deportan? ¿Qué pasa si me envían de regreso?, dijo Tilus.

Tilus se encuentra entre los más de 300.000 ciudadanos extranjeros que viven en Estados Unidos y que tienen Estatus de Protección Temporal (TPS).

“El TPS, tal como lo establece la ley, es de naturaleza inherentemente temporal”, dijo en el 2017 John Kelly, exsecretario de Seguridad Nacional

El próximo paso podría depender del Congreso, según Stephen Yale-Loehr, profesor de derecho de inmigración en la Universidad de Cornell.

“El Tribunal señaló que el Congreso podría solucionar el problema mediante la legislación”, dijo Yale-Loehr. “De hecho, ese proyecto de ley está pendiente en el Congreso. La decisión destaca la necesidad de que el Congreso promulgue una legislación de inmigración para arreglar nuestro sistema de inmigración quebrado”.

El TPS fue establecido por primera vez por el Congreso de Estados Unidos como parte de la Ley de Inmigración de 1990. El Gobierno de Estados Unidos estima que 323.000 venezolanos, 1.600 birmanos y 100.000 a 150.000 ciudadanos haitianos podrían ser elegibles.

El 22 de mayo, el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, anunció un renovado alivio del TPS para Haití en base a esas condiciones “extraordinarias”.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un importante proyecto de reforma a principios de este año, pero las perspectivas de aprobación del Senado parecen escasas.

Un grupo de legisladores republicanos, entre ellos el senador por Carolina del Sur, Lindsey Graham, y la representante por Florida, María Elvira Salazar, presentó en mayo una guía de principios para un plan de reformas migratorias que incluye una ruta hacia la legalización provisional para inmigrantes indocumentados que llevan tiempo en Estados Unidos y carecen de antecedentes criminales.

Los republicanos sostienen que la propuesta demócrata impulsada por el presidente Joe Biden no conseguiría el apoyo bipartidista necesario en el Congreso para su aprobación. El proyecto republicano es conocido como Plan de Dignidad.