Tiffany Cabán, al centro, en el parque de Astoria Houses en Queens. Foto Javier Castaño

Por Javier Castaño  – 

La música hip-hop retumbaba en el parque de asfalto de Astoria Houses en Long Island City, Queens. Había mesas en donde vendían comida, camisetas multicolores, perfumes, collares de fantasía e ilusiones. Tiffany Cabán, candidata al Distrito 22 del Concejo de Nueva York en las elecciones primarias del próximo martes 22 de junio, buscaba votantes.

Cabán, de 33 años, abogada y organizadora política, pertenece al movimiento progresista que se está tomando la política de la ciudad de Nueva York. Un giro a la izquierda. Ese fin de semana caluroso recibió el apoyo de la congresista Alexandria Ocasio-Cortez (AOC) y estaba excitada.

“El movimiento progresista está peleando por la clase trabajadora, contra los billonarios y las grandes corporaciones. Este país va por ese camino y usted puede llamar a este movimiento de izquierda o como quiera, aunque lo único que buscamos es construir comunidades más seguras y saludables”, dijo Cabán. “Po ejemplo, creemos que los 10 mil millones de dólares que recibe la policía de Nueva York es demasiado y debe invertirse en el bienestar de las comunidades”.

Además de reducir el presupuesto de la policía, Cabán quiere retirar a ICE (Inmigración) de esta ciudad, cerrar la cárcel de Rikers Island y reformar el sistema de justicia. “Como defensora pública he visto como el 85 por ciento de los arrestados son negros y latinos porque el sistema criminaliza la pobreza en lugar de ofrecer más servicios para prevenir el crimen”.

Cabán considera que Nueva York deber ser una ciudad santuario y ha defendido indocumentados en las cortes. “Son personas que quieren mantener sus familias juntas, que tienen dos o tres trabajos y por eso no saben ni pueden vincularse mucho a esta sociedad”, añadió Cabán.

Cuando habla del Green New Deal, que propone AOC, lo hace con entusiasmo: “Es algo muy importante para los latinos y negros que vivimos en vecindarios contaminados en donde hay muchos problemas de salud como el asma, incluyendo esta zona de Queens. Debemos crear más trabajos en industrias que no contaminen el aire y fomentar el uso de zonas verdes para garantizarle un mejor futuro a nuestros niños”.

En el 2019 Cabán trató de ser electa como fiscal de Queens. Más de 90 mil personas sufragaron y Cabán perdió por 55 votos. No culpa a la Junta de Elecciones y dice que el sistema tiene sus normas y tecnicismos que debemos respetar. Está de acuerdo en que los inmigrantes con tarjeta de residente puedan votar en las elecciones locales.

Si este año es electa al concejo, aspira representar y defender a los trabajadores esenciales, así sean choferes de taxi, vendedores ambulantes o empleadas doméstica. Desea ampliar la protección de los empleados para que no sean abusados y habló de la crisis en la construcción “en donde muchos latinos están muriendo, especialmente en Queens”.

A Cabán le gusta hablar de su abuela que le enseño a amar el béisbol y de su abuelo que fue su gran amigo, acudió a la guerra a defender esta nación y luchó contra el alcoholismo sin el apoyo de la sociedad. Como concejal quiere cambiar esta realidad para miles de familias pobres.

En Long Island City, cerca del East River, Tiffany Caban juega con una bomba inflable de jabón. Foto Javier Castaño

“Como mujer queer he participado en competencias deportivas de la comunidad gay y he disfrutado de extraordinarias y saludables relaciones con mujeres”, dijo Cabán. “El término queer está más allá de ser gay o lesbiana”.