El número de pobres en EE.UU. aumentó en 3 millones el año pasado, el mayor incremento en medio siglo. Por primera vez, las personas que no tienen seguro médico superó los 50 millones. Y el Senado aprueba $30,000 millones para repartirlo en pequeños negocios con menos de 500 empleados.

El número de estadounidenses que viven en situación de pobreza subió al 14,3% en el 2009 y la población de pobres en edad de trabajar, alcanzó su mayor nivel desde 1965, informó la Oficina del Censo.

Unos 43,6 millones de personas viven en la pobreza en Estados Unidos, lo que representa uno de cada siete estadounidenses, frente a los 39,8 millones del 2008, que representaban un 13,2%.

Por otra parte, el número de personas que carecen de cobertura de salud, se elevó desde 46,3 millones, a 50,7 millones, debido principalmente a la recesión de la economía estadounidense. El Congreso aprobó la ley de la reforma del sistema de salud a principios de año, por lo cual los efectos de la medida no se reflejan en el estudio.

Las estadísticas están referidas al primer año de gobierno del presidente Barack Obama, cuando el desempleo llegó al 10% en los meses que siguieron a la crisis financiera.

El ingreso medio de los hogares estadounidenses era en $49.777 dólares durante ese período.

MILLONES PARA PEQUEñOS NEGOCIOS

De acuerdo al plan del presidente Obama, los pequeños negocios tendrán ahora mayor acceso a capital y reducción de impuestos. El plan fue aprobado esta semana por el Senado con una votación de 61 a 38, aunque los legisladores republicanos se había opuesto durante varios meses.

El plan le otorga al Departamento del Tesoro 30,000 millones de dólares para repartirlo entre los pequeños negocios de esta nación.

Un pequeño negocio se define en esta nación como una empresa con menos de 500 empleados. Por eso la crítica de los republicanos, puesto que casi un millón de negocios no clasificarían como pequeños para recibir incentivos financieros porque tienen más de 500 empleados.

Un total de 12 billones de dólares serán para reducir los impuestos de los pequeños negocios. Es decir, quienes inviertan en pequeños negocios no pagarán impuestos por su crecimiento de capital y podrán deducir el 50% del costo de equipo de oficina. Además, los nuevos negocios podrán decir 10,000 dólares de los impuestos.

Ahora el proyecto de ley regresa a la Cámara de Representantes en donde los congresistas le darán su visto bueno antes de que pase al escritorio del presidente Obama, quien lo firmará de inmediato.

De acuerdo al Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, los préstamos aumentaron en el año 2008 hasta llegar a 27.8 millones de pequeños negocios, pero esa cifra ahora se ha reducido a 4.8 millones.