El doctor Ramón Tallaj visitando los vecindarios y conversando con los latinos sobre la salud.

LA IGLESIA CATÓLICA SE UNE A LOS DOCTORES DE ATENCIÓN PRIMARIA COMENZANDO CON CENTROS DE PRUEBAS DE COVID-19 EN 52 IGLESIAS PARA COMUNIDADES MARGINADAS, TRABAJADORES LOCALES DE SALUD Y SACERDOTES PARROQUIALES

Mientras SOMOS continúa su trabajo para reabrir sus prácticas en la ciudad de New York, en momentos difíciles, los médicos y líderes religiosos unen fuerzas para sanar y unificar la ciudad.

**Vea  el anuncio  de la alianza con SOMOS  del Cardenal Timothy Dolan  aquí**

 La Arquidiócesis de Nueva York y SOMOS, una red de más de 2,500 médicos que atienden a casi 800,000 neoyorquinos en gran parte inmigrantes, anunciaron el lanzamiento de una alianza que tiene como objetivo ayudar a sanar a una ciudad angustiada cuyas comunidades de inmigrantes se están recuperando de crisis conjuntas. Los médicos de SOMOS, liderados por el Dr. Ramon Tallaj, tuvieron la oportunidad de atender una audiencia papal el año pasado en el Vaticano, en donde el Papa Francisco habló sobre el acceso a la atención sanitaria como un derecho universal. De esta manera, teniendo en cuenta el cuidado de la salud y la misión de la fe, 52 iglesias atendidas por sacerdotes y médicos esenciales proporcionarán pruebas del COVID-19 a las comunidades locales y a los trabajadores laicos. Estos sitios de prueba, operados por médicos de SOMOS, se encuentran en comunidades predominantemente latinas en Queens, Bronx, Brooklyn y Upper Manhattan.

“Como el Papa Francisco les recordó personalmente a los médicos de SOMOS el año pasado, la atención médica es un derecho humano esencial, y como Nueva York está en proceso de reapertura y sanación después de pasar por dos crisis provocadas por la desigualdad, esta alianza es esencial. Es nuestra gente, nuestras comunidades, las que más sufren con este virus, y las iglesias pueden ser un refugio para los miembros de la comunidad como parte de nuestro proceso de recuperación. Esta asociación con la Arquidiócesis de Nueva York promueve nuestra misión de cuidar a los más vulnerables “, dijo el Dr. Ramon Tallaj, presidente y fundador de SOMOS Community Care. “Debemos aprovechar la oportunidad para reconstruir de una mejor manera, cerrando la brecha de acceso a la atención médica y abordando las profundas disparidades que han hecho que tantas comunidades sean duramente afectadas durante esta pandemia.  Este es un gran comienzo, con alianzas como esta con nuestros líderes religiosos”.

“Necesitamos sanación y unidad en tiempos de increíble conflicto y vivencias en nuestra ciudad, nuestro país y nuestro mundo. Tenemos que volver a centrarnos en los más vulnerables: los pobres, los inmigrantes, los enfermos, ya que ofrecer atención médica a los enfermos es esencial para nuestra fe. Y los médicos de la comunidad son la esencia de ese trabajo mientras tratamos de sanar y unificar”, dijo Su Eminencia el Cardenal Timothy Dolan de la Arquidiócesis de Nueva York. “Por esto la asociación entre nuestra Arquidiócesis de Nueva York y SOMOS Community Care, es de mayor necesidad en este momento ya que SOMOS es una red de médicos comunitarios diligentes, que ha establecido sitios de prueba COVID-19 en docenas de parroquias católicas de la ciudad en algunos de los vecindarios más diversos y desatendidos. Esta es la esencia de la curación, la esencia de la unidad, la esencia del servicio comunitario “.

Los lugares se seleccionaron a propósito, para que las comunidades latinas, que históricamente han estado aisladas por el idioma, los ingresos y otros factores socioeconómicos, tengan acceso a las pruebas del COVID-19 e información crítica sobre la salud. La crisis dentro de las comunidades de inmigrantes y minorías ha sido agravada por la pandemia de COVID-19, con miles de familias que carecen de acceso a las necesidades básicas, incluyendo tratamiento médico, nutrición y equipo de protección personal para sus familias. SOMOS ha estado operando sitios de pruebas trilingües desde marzo y ya ha evaluado a más de 80,000 neoyorquinos. SOMOS también opera 15 centros de distribución de alimentos en toda la ciudad, en asociación con World Central Kitchen y la Fundación Maestro Cares, que proporciona un total de más de 15,000 comidas por día para satisfacer la creciente necesidad de los neoyorquinos, alimentando a más de 500,000 neoyorquinos desde el Viernes Santo.

Todos los sitios de prueba de SOMOS son atendidos por médicos de familia que hablan el mismo idioma que sus pacientes. Estos médicos están preparados para compartir información crítica de salud y son capaces de abordar la ansiedad, la aprensión y las barreras culturales para el acceso a la atención médica, problemas que afectan a todos los neoyorquinos, independientemente de su estado migratorio.