Laura McQuade, presidenta y CEO de Planned Parenthood of Greater New York.

La organización Planned Parenthood of Greater New York (PPGNY) se acaba de proyectar como el proveedor más amplio en educación sexual y salud reproductiva. En sus 30 locaciones en el 65% del estado de Nueva York se esperan más de 200,000 visitas por año.

“Nuestra organización es la red de salud que los neoyorquinos necesitan y merecen. Tenemos la tecnología más avanzada, programas innovadores y más de 100 años de experiencia”, dijo Laura McQuade, presidenta y CEO de PPGNY “Aumentaremos el acceso a una salud de calidad, incluyendo control natal, exámenes para detectar el cáncer y abortos seguros y legales. Somos una organización que aboga por fortalecer la salud en el estado de Nueva York”.

PPGNY está introduciendo más beneficios como récords médicos electrónicos, mayor educación, nuevos programas de entrenamiento y participación, iniciativas super-locales y a nivel estatal, además de mayor comunicación en los servicios. Su objetivo es llegar a más comunidades para proveer un servicio de salud asequible y de calidad.

PPGNY posee cinco locales afiliados en la ciudad de Nueva York, Nassau, Mid-Hudson Valley, Mohawk Hudson y Southern Finger Lakes. Sus puertas está abiertas para cualquier persona que necesite consejería, sin ser prejuzgada y sin importar su estatus migratorio, sexo, edad o capacidad para pagar.

Entre los servicios que ofrece se hallan la atención médica básica, atención prenatal, terapia hormonal para la reafirmación del género, consejería por asalto sexual, control natal que incluye vasectomía y contracepción de emergencia (píldora de la mañana siguiente), examen de seno, cervical y de testículos, examen de enfermedades venéreas, HIV (PrEP) y de embarazo, además de referidos para adopción.

Karen Seltzer, presidenta de Planned Parenthood of Greater New York, dijo que “estamos pensando más allá de una cita médica porque atendemos a comunidades muy diversas con el fin de crear familias saludables”.