Marielle Kress, directora ejecutiva del programa NYC Care que se expandió a Queens la semana pasada. Foto Javier Castaño

Ahora los cinco condados de Nueva York tienen NYC Care, el cuidado de salud que no discrimina. “El acceso a la salud es un derecho humano”, dijo Bitta Mostofi, Comisionada de Asuntos del Inmigrante de la oficina del Alcalde de Nueva York.

NYC Care se apoya en 31 organizaciones comunitarias para seleccionar y ofrecer cuidados médicos a indocumentados y personas que no tienen seguro médico. Estas organizaciones refieren a los inmigrantes y no comparten la información con Inmigración.

“Es un momento histórico y nadie debe esperar hasta enfermarse para visitar al doctor primario”, dijo Marielle Kress, directora ejecutiva del programa NYC Care. “Luego de solicitar este programa, la persona obtiene en dos semanas su primera cita con un doctor primario, además de acceso a medicamentos en farmacias y puede contactar a los doctores por teléfono, sistema de mensaje o video”.

El 57 por ciento de los miembros de NYC Care son latinos. Este programa ha atendido a 85,000 personas, ha realizado 17,000 tele-visitas y ha atendido 20 mil casos de depresión.

Los usuarios de NYC Care reciben una tarjeta con la información para comunicarse con los doctores y cuánto van a pagar por la consulta, en la mayoría de los casos, nada. La administración del alcalde Bill de Blasio ha comprometido 100 millones de dólares para NYC Care.

Para mayor información se puede llamar al 311 o al número 646-NYC Care (692-2273).

Israel Rocha.

Israel Rocha, CEO del Hospital Elmhurst, dijo que nadie es rechazado, la atención está disponible 24 horas, los siete días de la semana, no hay pagos y también se atiende a personas con dificultades mentales. “Es un derecho de todos y nuestra obligación en los hospitales públicos es atender las necesidades de salud de la comunidad”, concluyó Rocha.