El nuevo Mazda 6 viene revitalizado. Fotos cortesía

Es agradable saber que Mazda aún quiere mantener vivo el “auto-conductor”, esa dinámica de conducir que no todos llegan a admirar. Su nuevo lema corporativo es ‘Feel alive’ o siéntete vivo y se refiere a la conducción automatizada. Este año el Mazda 6 regresa sin cambios significativos, aunque algunas funciones de seguridad que solo eran opcionales el año pasado, vienen ahora de forma estándar.

El estilo exterior, sobre todo el de los sedanes, tiene un excelente porte, atractivo, con acabado pulido, detalles casi sensuales y un conjunto de parrilla delantera y faros especialmente llamativo. El Mazda 6 hace que sea fácil ponerse cómodo al volante. Cada modelo trae un confortable asiento del conductor ajustable en altura. Sin mucho esfuerzo puedes imaginar que estas en dentro de un auto de lujo. El asiento trasero tiene excelente espacio para los más altos, con 38.7 pulgadas, pero es menor que el de algunos competidores.

Además de una buena visión externa, el Mazda 6 este año incorpora seguridad activa que incluyen frenado automático de emergencia, control de carril activo, monitores de punto ciego y control de crucero adaptativo. Conectividad Bluetooth, dos entradas USB, control de clima de doble zona y una pantalla táctil de 8.0 pulgadas para información y entretenimiento. Es un buen equipamiento, pero la compatibilidad de Apple CarPlay y Android Auto no está incluida en las versiones base, algo que nos parece injusto.

Estándar en las versiones Sport y Touring es un motor de cuatro cilindros y 2.5 litros que genera 187 caballos de fuerza. Las otras versiones tienen unos cuatro cilindros turboalimentados de 2.5 litros de 227 o 250 caballos de fuerza, dependiendo del tipo de gasolina que use. Todos los modelos vienen con una transmisión automática de seis velocidades. La transmisión manual disponible anteriormente ha sido descontinuada.

Por dentro el nuevo Mazda 6 también trae mejoras.

Este sedán obtiene 26 mpg (millas por galón) en la ciudad y 35 mpg en la carretera para un promedio de 30 mpg o 7.84 litros cada 100km. Con el motor turbo alimentado, la economía de combustible baja a 23 mpg en ciudad y 31 mpg en carretera para un promedio de 27 mpg que son 8.71 l/100km.

El Mazda6 viene en cinco niveles de equipamiento: Sport, Touring, Grand Touring, Grand Touring Reserve y Signature. El más barato, un Sport, comienza en los $23,800. El modelo Touring sube a los $26,400, mientras que el Mazda 6 SIgnature bien equipado, asciende a los $35,100. Nuestra recomendación sería un Grand Touring que comienza en los $29,500 dólares.

Roger Rivero es periodista independiente, miembro de NAHJ y NWAPA.

Más sobre autos en: Automotriz.TV