El desempleo volvió a subir en el mes de agosto. La economía no empeora, pero tampoco mejora. El gobierno federal insiste en la recuperación económica, pero el sector privado no contrata nuevos empleados para robustecer la economía. El desempleo pasó a 9,6 por ciento conforme al informe del Departamento de Trabajo de esta nación.

La empresas privadas crearon en el mes de agosto de este año 67,000 nuevos trabajos, pero se esperaban 107,000 nuevos empleos. A nivel nacional se eliminaron 54,000 empleados, en gran parte debido a la eliminación de los trabajos temporales del Censo.

De esta forma no habrá recuperación económica en los próximos meses. Se espera la creación de al menos 125,000 nuevos trabajos para estar al mismo nivel del crecimiento de la fuerza laboral.

En el segundo cuarto del año, la economía de los Estados Unidos creció en 1.6 por ciento y se mantendrá este promedio en el resto del año. Una situación muy débil para el gobierno que desea salir de esta crisis lo más pronto posible.

“Hay crecimiento, pero no como esperábamos”, dijo John Silvia, jefe económico de Wells Fargo.

El número de trabajos temporales creció en 16,800 a nivel nacional. Aunque no hay optimismo puesto que el número de horas de trabajo a nivel nacional se mantuvo en 34.2 y el sector manufacturero perdió 27,000 empleados, un retroceso que nadie esperaba.

Un promedio de 550,000 personas han regresado a la fuerza de trabajo, aunque muchas personas ha dejado de buscar empleo, quizás frustrados por la incapacidad del sistema de generar nuevos trabajos.

Sin embargo, los sectores de la educación y la salud fueron los ganadores, añadiendo 45,000 nuevos trabajos. Los trabajos profesionales y de servicio, que incluyen los empleados temporales, aumentaron en 20,000. Una señal de aliento: el sector de la construcción, que ha despedido a miles de personas en los últimos meses, añadió 19,000 empleados.

Los despidos se concentraron en el gobierno que lanzó a la calle a más de 121,000 personas que había contratado para contar a la población como parte de la obligación del Censo.