“La única forma de apoyar las pequeñas empresas en Nueva York es invirtiendo en los Negocios de Propiedad de Minorías y Mujeres (M/WOB). Esta ciudad gasta cada año 14,000 millones de dólares en artículos y servicios y menos del 4 por ciento lo invierte en negocios de minorías. Por eso recibió la pobre calificación de D+ en nuestro más reciente informe”, dijo el Contralor Scott Stringer en conferencia de prensa con la prensa étnica en la Escuela de Periodismo de CUNY.

El Contralor Stringer dio a conocer esta semana su segundo informe sobre las inversiones de la ciudad de Nueva York en las pequeñas empresas minoritarias. El año pasado la ciudad recibió una D y este año mejoró a D+. “Ha mejorado un poco y la única agencia que recibió la calificación de A fue la de Desarrollo y Preservación de Vivienda (HPD)”.

Para contribuir a cerrar esta brecha, la oficina del Contralor Stringer creó una página electrónica con diversos pasos que los pequeños negocios deben seguir para adquirir contratos con la ciudad de Nueva York. Durante la reunión con representantes de la prensa étnica también habló de la ciudad que está dividida en dos historias, ricos y pobres, y dijo que disfruta mucho de su trabajo y que por ahora no planea candidatizarse como alcalde de Nueva York, “pero nunca sabemos lo que nos trae el futuro”.

Su estrategia como Contralor de la ciudad ha sido investigar sectores públicos tan diversos como la limpieza en las plataformas de los trenes, la educación física en las escuelas públicas, el sistema bancario, la agencia para desamparados y los gastos en vivienda pública. El Contralor hizo énfasis en tres puntos: la inversión en los pequeños negocios, el aumento del sueldo mínimo a 15 dólares por hora y el abuso corporativo que “impide la diversidad y el desarrollo de una agenda de derechos civiles”.

El Contralor Stringer dijo que el alto costo de la renta, el desplazamiento de grupos étnicos y algunas políticas del estado, han generado que la ciudad tenga alrededor de 60,000 desamparados, de los cuales 23,000 son niños. “Es un problema que sigue aumentando y lo vemos cada día en las calles y los trenes”, dijo el Contralor Stringer. “El alcalde de Blasio ha hecho un buen trabajo con el acceso a otros idiomas diferentes al inglés, pero la ciudad debe mejorar en otras áreas. El Departamento de Educación debe mantener información sobre sus computadores y la Autoridad de Vivienda (NYCHA) debe conocer más su inventario y sistema de reparaciones”.

El Contralor Stringer y el presentador de NY!, Errol Louis, encabezaron el panel en la escuela de periodismo de CUNY. Foto Javier Castaño

El Contralor Stringer y el presentador de NY!, Errol Louis, encabezaron el panel en la escuela de periodismo de CUNY. Foto Javier Castaño

En estos momentos la oficina del Contralor Stringer está buscando personas que no recibieron la compensación monetaria adecuada después de trabajar en construcción y en otras áreas de la ciudad de Nueva York. Muchas de estas personas son latinas y viven en Queens.

El Contralor Stringer planea dos eventos comunitarios para alentar a los pequeños empresarios a que compartan sus experiencias, generen ideas y entiendan mejor el sistema de contratación de la ciudad de Nueva York. El 16 de octubre es en Brooklyn, Geraldo’s Café, Feil Hall, en el 205 State Street, a partir de las 8:30 de la mañana. En Queens y con la presencia de su presidenta, Melinda Katz, se realizará otro evento similar en el Town Hall de Flushing, 137 y Northern Boulevard, de 8:30 a 10:00 de la mañana.

Para reservar, llame al 212-699-7746 o envíe correo electrónico a redtape@comptroller.nyc.gov

Javier Castaño