Jaime Lucero, fundador de Casa Puebla y quien está a cargo del Festival 5 de Mayo en el Parque Flushing de Queens. Foto Javier Castaño

Jaime Lucero, fundador de Casa Puebla y quien está a cargo del Festival 5 de Mayo en el Parque Flushing de Queens. Foto Javier Castaño

Jaime Lucero es de la población de Independencia en el estado de Puebla, México. Desde que llegó a Nueva York en 1975 ha estado vinculado a su comunidad. Es propietario de Gold & Silver, empresa de Nueva Jersey que importa ropa de mujer, y además organiza el Festival 5 de Mayo desde el 2001. En 1979 fundó Casa Puebla en Nueva York y el año pasado inauguró Casa Puebla en México. QueensLatino lo entrevistó para conocer su visión sobre los mexicanos en esta ciudad. El señor Lucero, como lo llaman sus conocidos, habla suave y despacio, pero es profundo en sus pensamientos.

-Hace 20 años la comunidad mexicana en Nueva York no era tan grande y ahora son más de 300,000. ¿Cómo ve su crecimiento?

Su crecimiento responde a la situación actual de México, en donde hay inestabilidad y obliga a salir a las personas. Las cosas en México siguen empeorando y no se ve estabilidad en el futuro, así que los mexicanos seguirán llegando a los Estados Unidos. Allá en México no hay opciones de trabajo y tampoco hay tranquilidad en las calles.

-¿Cuál ha sido la mayor contribución de los mexicanos a esta ciudad?

Indudablemente los negocios. En la economía en general. Al igual que otros latinos, los mexicanos están metidos en todas las industrias. Los inmigrantes movemos la economía de esta ciudad. Los mexicanos trabajamos en todas las áreas.

-¿Los mexicanos son discriminados en Nueva York?

Claro que sí y de muchas formas. Ha habido muchos casos y seguirán sucediendo porque hay personas que no son receptivos, rechazan a los demás por el solo hecho de que son diferentes. Son intolerantes.

-Cuáles son los principales obstáculo que impiden un mejor desarrollo de los mexicanos en Nueva York?

La baja escolaridad es algo crucial. Los mexicanos venimos fundamentalmente de regiones campesinas, sin escuelas y en los Estados Unidos hay mucha demanda por los trabajos que requieren educación. Por eso estamos apoyando a los niños, por donde hay que empezar, por el pre-kinder, hasta motivar a los estudiantes de escuela superior para que no abandonen las aulas e ingresen a la universidad. El trabajo que está haciendo CUNY con la comunidad mexicana es vital para el desarrollo escolar.

-¿Cuál ha sido el papel de Casa Puebla en el desarrollo de los mexicanos en esta ciudad?

Es una organización independiente con sus propios fondos para que nadi nos dicte qué debemos hacer y cuándo y bajo qué condiciones. Así abordamos los temas que verdaderamente afectan a nuestra comunidad. Así lo hemos hecho por 35 años, aunque al comienzo la organización tenía otro nombre. Otros inmigrantes, no mexicanos, también han llegado a confiar en nosotros y eso nos llena de orgullo.

-¿Qué tan importante es el Consulado de México en Nueva York para el crecimiento de los mexicanos en esta ciudad?

Nos brinda un apoyo muy grande con sus servicios consulares y porque representan al gobierno de México. Tienen muchos recursos financieros al servicios de la comunidad mexicana, como el dinero que disponen para la repatriación de cadáveres.

-¿Cómo se imagina a la comunidad mexicana de Nueva York en 20 años?

Estamos creando una bases sólidas para desarrollarnos y tenemos que proyectarnos para elegir más políticos de origen mexicano, como congresistas, asambleístas y por qué no, un alcalde.

-¿México avanza a la segunda ronda del Mundial de Fútbol en Brasil?

Esta es una pregunta muy difícil (risas). Esperamos que nuestra selección haga un papel decoroso en Brasil.

¿México pasa o no pasa la segunda ronda?

Creo que sí.

Javier Castaño